EE. UU. acusa a Irán de estar detrás del ataque a una de sus bases militares en Siria

26 Octubre de 2021 22.53

La inteligencia de EE. UU. considera que el régimen de Irán es el responsable del ataque con drones perpetrado la semana pasada en la base militar siria de Al Tanf, utilizada por la coalición liderada por Washington y que se encuentra cerca de la frontera de Siria con Irak y Jordania.

Funcionarios de la Casa Blanca afirmaron que en el ataque se utilizaron aviones no tripulados iraníes, los cuales no fueron lanzados desde el país persa. Los drones cargaban explosivos que no dejaron muertos ni heridos pero causaron daños en varios edificios de la base militar, informó Voice of America.

Según la investigación, cinco drones ejecutaron el ataque en Siria. “Podemos confirmar que la zona de la guarnición de Al Tanf fue objeto de un ataque deliberado y coordinado. Según informaciones iniciales, para el ataque se usaron tanto sistemas aéreos no tripulados como fuego indirecto”, dijo Bill Urban, portavoz del mando central del ejército del país para el Cuerno de África, el Golfo Pérsico y Asia Central, en un comunicado.

Contactado por Voice of America, el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, se negó a “atribuir” el ataque.

“Hemos visto este tipo de ataques en el pasado por parte de grupos de milicias chiítas, que sabemos que están respaldados y apoyados por Irán, pero no voy a hablar de detalles”, dijo a los periodistas en la conferencia de prensa del Pentágono el lunes. “Fue complejo. Fue deliberado “, agregó.

La base de Al Tanf es una guarnición situada en pleno desierto en el sur de Siria creada en 2016 en el marco de la lucha contra el grupo Estado Islámico. Damasco y sus aliados han dicho en repetidas ocasiones que las tropas estadounidenses no tenían motivos para estar allí.

Las fuerzas respaldadas por Irán están desplegadas muy cerca del puesto de avanzada, que se encuentra en la importante carretera Bagdad-Damasco.

Milicias proiraníes se encuentran cerca de la base, situada en la carretera estratégica que conecta Damasco con Bagdad.

En septiembre, el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, denunció que la base de Kashan ubicada al norte de la ciudad de Isfahan, en Irán, es utilizada para entrenar a terroristas de Yemen, Irak, Siria y Líbano.

“Estos terroristas están entrenados para emplear vehículos aéreos no tripulados producidos por Irán. Esta base es un punto clave desde el cual se exporta el terrorismo aéreo iraní a la región”, aseveró Gantz, durante su participación en la conferencia anual del Instituto Internacional para la Lucha contra el Terrorismo (TIC) en la Universidad de Reichman.

“Irán ha desarrollado un 'terrorismo indirecto' que es perpetrado por 'ejércitos terroristas' organizados que le están ayudando a lograr sus objetivos económicos, políticos y militares”, añadió Gantz.

Según el titular de Defensa, los drones fabricados por Irán, “una de las herramientas más importantes que emplea” en Medio Oriente, “se distribuyen en Yemen, Irak, Siria y Líbano”, donde mantiene estrechas alianzas con milicias chiítas y grupos armados satélite.

A su vez, Gantz acusó también a Teherán de “intentar transferir los conocimientos técnicos necesarios para la producción de vehículos aéreos no tripulados a Gaza”, donde mantiene vínculos con las organizaciones islamistas Hamás y Yihad Islámica.

El ministro israelí también indicó que “es momento de actuar” al referirse la reciente publicación del un informe de la Organización Internacional de Energía Atómica (AIEA), que arroja dudas sobre la naturaleza civil del programa nuclear de Irán. “Irán no respeta los acuerdos que ha firmado y no hay razón para creer que cumplirá con los acuerdos futuros. Ha llegado el momento de actuar. Hago un llamado a los países que aún son miembros del acuerdo nuclear a que impongan las sanciones establecidas en el acuerdo. Es hora de contestar”, afirmó.

Tags
EE. UU. Irán