El Salvador: liberaron a una mujer que estuvo 9 años presa por abortar

En ese país esa práctica es ilegal y se la había condenado a 30 años de encierro por homicidio. Kenia había quedado embarazada por una violación.

19 Enero de 2022 01.48

En El Salvador, este lunes una mujer fue liberada tras 9 de años de cárcel por un aborto. En ese país está prohibida la práctica y sus penas son de hasta 8 años, pero Kenia fue acusada de homicidio y la condenaron a 30 años.

Finalmente, recibió un beneficio penitenciario que había solicitado la Agrupación Ciudadana Para la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico (Acdatee) y salió de prisión.

Según lo que informaron, a los 17 años Kenia quedó embarazada tras ser “agredida sexualmente” y luego sufrió una “emergencia obstétrica” en un granero, al lado de la casa donde vivía.

”Al encontrarla desangrada, el padre llamó al número de emergencia para pedir ayuda. En lugar de ayudar a Kenia durante su emergencia médica, la policía salvadoreña la arrestó y la acusó de homicidio agravado”, manifestó la organización feminista en un comunicado.

Desde 1998, el código penal salvadoreño prohíbe el aborto en todos los supuestos y establece penas de hasta 8 años. Sin embargo, fiscales y jueces tipifican los casos de aborto, incluso los involuntarios, como “homicidio agravado”, penado hasta con 50 años de prisión.

“Cada vez que liberan una mujer encarcelada nos llena de alegría porque es absolutamente injusto que por una emergencia obstétrica fueran criminalizadas”, dijo la directora de Acdatee, Morena Herrera. Y agregó: “Vamos a seguir luchando e insistiendo porque recuperen su libertad las (mujeres) que siguen encarceladas”.

Las liberadas y las que siguen peleando por su libertad

Kenia fue la cuarta mujer excarcelada desde diciembre tras la puesta en libertad de Karen, Kathy y Evelyn, informó la agencia AFP.

Las cuatro mujeres cumplían penas de prisión acusadas de homicidio agravado tras sufrir distintas emergencias obstétricas que derivaron en abortos espontáneos.

Bajo la severa legislación salvadoreña, en la cárcel quedan 10 mujeres con diferentes condenas, y dos en proceso en los tribunales.