• Dólar
  • BNA $188.25 ~ $196.25
  • BLUE $375.00 ~ $379.00
  • TURISTA $310.20 ~ $323.40

29 C ° ST 29.58 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El Chaltén

Suspendieron la búsqueda y dieron por muertos a los dos alpinistas españoles arrastrados por una avalancha

El accidente se produjo el pasado jueves, a las 09.30, en la denominada Brecha de los Italianos.

Iker Bilbao, de 29 años, oriundo de Vizcaya, era escalador y se desempeñaba como
Iker Bilbao, de 29 años, oriundo de Vizcaya, era escalador y se desempeñaba como

22 Enero de 2023 09.27

 La búsqueda de los dos alpinistas españoles desaparecidos por una avalancha cuando descendían del cerro Fitz Roy, en la Patagonia argentina, fue suspendida definitivamente y desde la Comisión de Auxilio de El Chaltén (CAX) dieron por muertos a los dos escaladores vascos.

El organismo informó que el accidente se produjo el pasado jueves, a las 09.30, en la denominada Brecha de los Italianos. “Los escaladores no están desaparecidos. Ellos están sepultados en una grieta hace 48 horas y consideramos que la búsqueda de sus cuerpos expone a riesgos altísimos a nuestros rescatadores voluntarios; por lo cual la CAX de El Chaltén da por finalizada la búsqueda”, indicaron en el comunicado.

Los alpinistas españoles fueron identificados como Iker Bilbao, de 29 años, oriundo de Vizcaya, y Amaia Agirre, de 31 años, de Urnieta, ambas localidades de la comunidad autónoma del País Vasco.

Un tercer montañero vasco, Josu Linaza, que salió con vida del hecho, alertó de lo ocurrido a los servicios de emergencia. Pudo bajar por sus propios medios luego de la avalancha ocurrida.

“El alerta llegó en la madrugada del viernes por parte de Josu Linaza, que sigue en la zona y las noticias son poco esperanzadoras. La Comisión de Auxilio de El Chaltén nos traslada que no se dan actualmente las condiciones de seguridad para el rescate debido a lo inestable de la montaña en este momento y no nos transmite expectativas de encontrarles con vida”, explicaron desde la Federación Aragonesa de Montañismo, de la que formaba parte Agirre.

.

Asimismo, y a través de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, la CAX explicó que la grieta en la que se encuentran enterrados los dos escaladores mide 100 metros de largo por 8 de ancho y 5 de profundidad hasta el tapón de nieve existente, sin saber el fondo real que tiene.

Por su parte, se solicitó a los grupos de escaladores que aún estaban descendiendo por la misma ruta en el cerro Fitz Roy, montaña de 3.400 metros, que observaran en la grieta donde fueron arrastrados y sepultados los dos escaladores, procedentes del País Vasco (norte de España), y si había algún indicio de vida.

Explicaron, por su parte, que movilizar un grupo de búsqueda se iba a demorar al menos seis a ocho horas, al no disponer de medios aéreos en la zona, por lo que, doce horas después del accidente, las posibilidades de sobrevivir “se reducen drásticamente”.

Es por esto, que una tarea de rescate implicaría varias horas de varios operarios dentro de la grieta, con el “riesgo que esto implica”.

La comisión concluyó que los escaladores “no están desaparecidos”, sino que están “sepultados en una grieta hace 48 horas” y que la búsqueda de sus cuerpos “expone a riesgos altísimos” a los rescatadores, por lo que da por finalizada la operación.

Carolina Codó, médica titular de la Comisión de Auxilio de El Chaltén, explicó que “ni siquiera se pudo enviar a nadie a buscar los cuerpos, porque sería someterlos a un peligro enorme hasta que no bajen las temperaturas. Creo que no hay esperanza para los dos desaparecidos. El superviviente los buscó durante casi una hora sin ver rastro alguno y apuntó que la avalancha los había barrido hasta el fondo de una grieta de enormes dimensiones que presenta el glaciar”, añadió la profesional, en diálogo con el diario español El País.

Quiénes eran los alpinistas fallecidos

Amaia Agirre, de 31 años, de Urnieta, era médica, integrante de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme). Mientras que Iker Bilbao, de 29 años, oriundo de Vizcaya, era escalador y se desempeñaba como bombero en el parque de Llodio (Álava)