Río Negro

Conflicto mapuche: un matrimonio de turistas jubilados denunció que fue atacado con piedras

La pareja iba a visitar El Bolsón. Se cruzaron con un corte en el que encapuchados los agredieron. Le abollaron y rompieron dos vidrios de su auto.

24 Noviembre de 2021 23.52

Josefina y Eduardo viajan desde hace 16 años desde Santa Rosa, La Pampa, hacia la localidad chubutense de Corcovado. Salieron el domingo pasado temprano y a pocos kilómetros de llegar a El Bolsón fueron atacados por encapuchados que habían cortado la Ruta Nacional 40. Por lo ocurrido en esa zona ese mismo día y por la descripción que hicieron de los agresores, se trataría de integrantes de la comunidad mapuche.

En pleno viaje, la pareja de jubilados de 78 y 75 años se encontró con un grupo de encapuchados que les hacían señas para que no pasaran. “Desde arriba del auto no entendíamos qué nos decían, por eso mi pareja siguió camino y fue en ese momento en el que nos atacaron”, contó angustiada Josefina a TN y La Gente.

Ese mismo fin de semana, unos 20 hombres a caballo que participaban de una fiesta gaucha en la ciudad enfrentaron y corrieron a mapuches que provocaban disturbios tras la confusa muerte de un miembro de su comunidad en la ocupación de Cuesta del Ternero.

De acuerdo con el relato de la mujer, los encapuchados utilizaron gomeras para arrojarles piedras. Así, les rompieron los vidrios laterales, la luneta, el parabrisas y un espejo retrovisor del vehículo, que además quedó con varias abolladuras.

Camino a El Bolsón se encontraron con un puesto de Gendarmería y avisaron lo que les había pasado kilómetros atrás. “No podemos hacer nada, estamos con las manos atadas”, fue la respuesta que les dieron.

Una vez que llegaron a la ciudad se hospedaron en el lugar que lo hacen habitualmente, en tanto que al día siguiente fueron a hacer la denuncia a la comisaría. Allí, los policías le dieron la misma respuesta que los gendarmes.

Finalmente, Josefina y Eduardo pudieron arreglar el auto y seguir camino hacia Chubut. Pero antes grabaron un video que compartieron en el portal de periodismo ciudadano, donde muestran los destrozos que sufrió el auto.

“Estaban todos encapuchados y vestidos de negro. Apareció uno de repente, pero después conté más de 30 personas agrediéndonos. Les vi las gomeras y las piedras. De milagro no nos pasó nada. La ruta estaba cortada en ambos sentidos y se había formado una cola de unos cinco kilómetros”, detalló la mujer.

Una vez que llegaron a Corcovado pudieron contactarse con sus hijos, contarles los que les había pasado y los tranquilizaron diciéndoles que estaban bien.

Josefina, de todos modos, sigue muy asustada y aseguró que para la vuelta a su casa van a tomar otro camino porque no quieren volver a vivir una situación como esa.