• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $235.00 ~ $238.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

11 C ° ST 9.58 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El Gobierno recibirá a piqueteros el miércoles y busca desactivar otra semana de acampes

El ministro se reúne con Unidad Piquetera. Reclaman más planes sociales, aumentos y mayores partidas para comedores. Si la CGT no llama a un paro nacional, amenazan con autoconvocatorias en las fábricas.

17 Junio de 2022 12.11

Tras la movilización de este jueves, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, convocó a las organizaciones piqueteras para una reunión el miércoles próximo. Le reclaman más planes sociales y subas en línea con la inflación, además de aumentos en las partidas para comedores. “Si el miércoles no hay respuesta, el jueves hay acampe”, confirmó Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

El movimiento piquetero presiona también a la CGT y a la CTA para que convoquen a un paro general “para parar el ajuste que viene de la mano del FMI”, pero Héctor Daer, aliado del presidente Alberto Fernández, lo descartó. Belliboni advirtió que “hay sindicatos que se están autoconvocando”, y que “si no hay procesos de lucha por arriba, va a haber un proceso de lucha por abajo”.

“Si la CGT no llama al paro, lo vamos a movilizar por abajo, en la puerta de cada fábrica”, amenazó.

Cómo se definió la nueva reunión

El movimiento piquetero viene midiendo fuerzas con el Gobierno. Zabaleta advirtió que no los recibirá con movilizaciones en la calle y las organizaciones argumentan que salen a protestar por la falta de respuestas.

El ministro tenía previsto recibir a Unidad Piquetera este miércoles, pero canceló el encuentro porque debía participar de una reunión del Mercosur.

La suspensión no fue bien recibida por las organizaciones, que respondieron con una gran movilización este jueves en las calles del centro porteño.

Según dijo Mónica Sulle, coordinadora nacional del MST-Teresa Vive, cerca del mediodía volvieron a pedir una reunión con Zabaleta. “Les dijimos que si nos recibía el ministro levantábamos la medida y nos dijeron que no”, explicó. Horas más tarde, se confirmó el encuentro para el miércoles próximo.

“Está siempre supeditado a como estén los ánimos en el Ministerio, pero si el miércoles no nos dan una respuesta, el jueves nos van a tener otra vez en la calle. La marcha fue histórica, tiene que tomar nota el Gobierno”, agregó Sulle.

Movilización y amenaza de acampe

Además de la movilización, en una asamblea realizada por la noche, las organizaciones piqueteras decidieron que el jueves harán un nuevo acampe en todo el país, pero con fuerte presencia sobre la avenida 9 de julio, frente al Ministerio de Desarrollo Social.

“Vamos a ser recibidos el miércoles a las 6 de la tarde y esperemos que respeten. Si no hay respuesta vamos a un acampe en todo el país, porque no aguantamos un minuto más esta dilación”, advirtió Belliboni.

El líder del Polo Obrero habló con los medios mientras los miles de movilizados liberaban el metrobus de la 9 de Julio. “Vamos a seguir insistiendo en todas las reuniones que sean necesarias para encontrar una solución para nuestros compañeros”, dijo.

El pliego de reclamos es reiterado. Por un lado, Belliboni señaló que piden aumentos para los comedores; “la apertura de los programas”, es decir, nuevas inscripciones a los planes sociales; “aumentos de los programas, actualmente en $19.000″, y que “se abra la discusión del salario mínimo”.

Sulle anticipó que el sábado 25 y el domingo 26 de junio también habrá una masiva movilización, a 20 años del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Reclamo a la CGT y a la CTA

Si bien la movilización fue una demostración de fuerza para el Gobierno, también lo fue para las organizaciones sindicales. El movimiento piquetero se reunió con la CGT y le reclamó la convocatoria a un paro nacional, pero se llevó las manos vacías.

“Creemos que hay una situación socialmente muy grave en la Argentina, pero faltan actores para intervenir, faltan las centrales sindicales que miran para otro lado. No les escuchamos decir una palabra frente a esta enorme movilización en todo el país”, se quejó Belliboni.

El argumento del referente del Polo Obrero es que en la Argentina “hay trabajadores pobres” a los que “no le alcanza el salario y van a los comedores”.

“Volvemos a hacer un llamado a los trabajadores organizados, a los trabajadores ocupados, a la CGT, a la CTA, de que hay que salir a luchar por el salario. No puede ser que en la Argentina siga siendo la variable de ajuste el salario y necesitamos un paro y un plan de lucha, como lo hemos exigido”, dijo el dirigente social.

En el mismo sentido, consideró que aunque están los desocupados, “en la calle falta la clase obrera ocupada”. “Hay sindicatos que se están autoconvocando y si no hay procesos de lucha por arriba va a haber un proceso de lucha por abajo”, completó.