Martín Guzmán viajará a Washington para reunirse con el FMI y el Banco Mundial

El titular del Palacio de Hacienda participará desde el lunes de las Reuniones de Primavera 2022.

15 Abril de 2022 23.06

Luego de que una funcionaria del Fondo Monetario asegurara días atrás que “la inflación está paralizando la economía argentina y necesita ser domesticada”, el ministro Martín Guzmán viajará el domingo a Washington para una reunión conjunta con el FMI y el Banco Mundial (BM).

El titular del Palacio de Hacienda participará desde el lunes de las Reuniones de Primavera 2022 con el dato de inflación de marzo fresco (6,7%, la más alta en los últimos 20 años), y con el “mandato” ya anticipado por la directora de Estrategias del FMI, Ceyla Pazarbasioglu, sobre que se debe frenar la preocupante suba de precios.

Para compensar el peso negativo de la evolución de los precios, que en el primer trimestre del año acumula un alza de 16,1%, Guzmán podrá mostrar que está haciendo algunas de las tareas que se plantearon en el acuerdo con el Fondo, como por ejemplo la suba de tasas de interés.

La jefa del FMI, Kristalina Georgieva, alertó por la escalada en la inflación alimentaria que genera más hambre y pobreza en el mundo. (Foto: Daniel LEAL/AFP)
La jefa del FMI, Kristalina Georgieva, alertó por la escalada en la inflación alimentaria que genera más hambre y pobreza en el mundo. (Foto: Daniel LEAL/AFP)Por: AFP

El miércoles, después de conocerse el dato de inflación, el Banco Central dispuso el incremento de la tasa de interés de las Leliq a 47%, lo que da una tasa efectiva anual del 58,7 por ciento. Pazarbasioglu reconoció que esta alza en las tasas responde a los requisitos precisados en el acuerdo.

 

La suba de tarifas también está en la agenda de Martín Guzmán y el FMI

 

Otra acción en línea con los pedidos del organismo multilateral de crédito es el aumento de tarifas para reducir los subsidios y facilitar la meta de bajar el déficit fiscal. También podrá mostrar que comenzó a trabajar en ese aspecto.

Pese a la reticencia de la línea más kirchnerista del Gobierno a tomar una medida que considera impopular, como es el aumento de los servicios públicos, el Ministerio de Economía convocó para los primeros días de mayo (a partir del 10) a las audiencias públicas que derivarán en un incremento de las tarifas.

Para tratar de contener la inflación el Gobierno quiere llevar los "precios cuidados" a almacenes y supermercados chinos, pero se encontró con trabas. (Foto: Télam)
Para tratar de contener la inflación el Gobierno quiere llevar los "precios cuidados" a almacenes y supermercados chinos, pero se encontró con trabas. (Foto: Télam)

Sin embargo, los beneficiarios de la tarifa social de gas no serán alcanzados por el incremento este año. Mientras que para los usuarios de electricidad del AMBA con beneficio “solo” sufrirán una suba del 6 por ciento.

En tanto que para “la mayoría de los usuarios residenciales de Edenor y Edesur excluidos quienes son beneficiarios de tarifa social, las facturas de luz tendrían una corrección en promedio del 17%”, y “para la mayoría de los usuarios de gas del país se ubicará en 21,5% con leves variaciones según las regiones”.

En este escenario, y con un contexto internacional adverso, el ministro Guzmán y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, estarán presentes en la reunión de Primavera y se verán las caras con funcionarios del FMI por primera vez desde que el organismo aprobó el acuerdo con la Argentina.

También será el adelanto de los principales ítems que tiene que ajustar el país con antes de la primera revisión del organismo con sede en la capital de EE.UU., que será a mediados de mayo.

El directorio del Fondo admitió en la nota donde reconoció el acuerdo que la situación internacional, producto de la guerra, impulsará a “recalibraciones” del acuerdo. En este sentido, el dato de inflación de marzo empuja a acelerar estos ajustes.

La asamblea de primavera del FMI y el BM que comenzará el lunes tendrá una agenda que incluirá, entre otras cosas, al cambio climático, la persistencia de la pandemia y los efectos económicos globales de la guerra en Ucrania.