La ATP tras la deportación de Djokovic: “Su ausencia es una pérdida para nuestro deporte”

La entidad emitió un comunicado después de conocer la decisión del gobierno australiano de prohibirle el ingreso al país a su mejor jugador.

16 Enero de 2022 09.40

El tenista serbio Novak Djokovic, cuyo visado quedó anulado este domingo tras una decisión judicial, será deportado esta noche de Australia en un vuelo programado a las 11.30 GMT con destino a Dubái, informaron medios locales The Sydney Morning Herald y The Age.

El deportista balcánico, que no está vacunado contra la covid-19 y por ello vulnera las leyes de entrada del país austral contra la pandemia, no podrá defender su corona en el Abierto de Australia, que comenzará el lunes. El Tribunal Federal de Australia decidió de manera unánime que la cancelación del visado del tenista por parte del ministro de Inmigración, Alex Hawke, tiene base legal, y por tanto Djokovic debe ser deportado.

Tras esta determinación, y el sentido mensaje de Nole tras confirmarse su ausencia en el torneo, fue la ATP la que se pronunció acerca del caso a través de un comunicado en su página web oficial. “La decisión que se ha tomado hoy de mantener la cancelación del visado de Novak Djokovic en Australia marca el final de una serie de acontecimientos profundamente tristes”, inició la organización de tenis mundial.

“En última instancia, las decisiones de las autoridades legales en materia de salud pública deben ser respetadas. Se requiere más tiempo para hacer un balance de los hechos y aprender de esta situación”, continuó.

“Independientemente de cómo se ha llegado a este punto, Novak es uno de nuestros mayores campeones y su ausencia en el Abierto de Australia es una pérdida para nuestro deporte. Sabemos lo agitados que han sido los últimos días para Novak y lo mucho que quería defender su título en Melbourne. Le deseamos lo mejor y esperamos verlo pronto de nuevo en pista”, sentenció la entidad sin dejar de recomendar “firmemente la vacunación de todos los jugadores”.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica por no estar vacunado y haber superado la covid-19 en diciembre, aunque a su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta su liberación el pasado lunes por una orden judicial al considerar que no fue tratado con “equidad”.

El ministro australiano volvió a anular el viernes el permiso de entrada del balcánico entendiendo que su presencia suponía un riesgo para el orden y podría avivar el sentimiento de los antivacunas.

Por tal motivo, el deportista fue detenido el sábado en un hotel por segunda vez previo a la vista celebrada hoy donde los jueces desestimaron la apelación de Djokovic contra la decisión gubernamental.

Tras conocer la decisión de la justicia, Nole reconoció estar “profundamente decepcionado” por la cancelación de su visado tras perder su recurso de apelación.