Un 2021 difícil para la tenista argentina

Nadia Podoroska no jugará el Abierto de Australia por problemas físicos

“El proceso de recuperación para sanar mi cuerpo requiere más tiempo”

.
. .

27 Diciembre de 2021 13.23

Nadia Podoroska comunicó a través de sus redes sociales que no jugará en el Abierto de Australia, primer Gran Slam del año, dado que aún sigue con problemas físicos y quiere enfocarse en la recuperación.

La tenista argentina señaló también que estará fuera del circuito profesional hasta marzo del 2022.

“Lamento comunicar mi baja del #AO2022 por los problemas físicos contra los que luché a lo largo de esta última temporada. Aunque en este tiempo aprendí a convivir y a competir con dolores, el proceso de recuperación para sanar mi cuerpo definitivamente requiere más tiempo. Por eso junto a mi equipo de @tennispositivo decidimos no volver a competir hasta marzo de 2022?, señaló la joven en un comunicado.

Además, indicó cuáles serán los pasos a seguir: “En estos momentos estoy partiendo rumbo a Alicante, donde continuaré con mi rehabilitación para volver a estar al 100% cuando llegue el momento de salir a la cancha”.

Por último señaló que se siente bien y acompañada por su familia y su equipo de trabajo: “Me encuentro bien, acompañada por la gente que quiero y por un equipo de profesionales que busca lo mejor para mi carrera y para mí salud. Gracias a cada una de esas personas y a ustedes por acompañarme siempre”, finalizó.

Cuál es la lesión de Nadia Podoroska

La lesión que padece la número uno de la Argentina, actual número 83 del ranking WTA, es una tendinopatía proximal de isquiosural derecho.

Es un problema en el tendón del músculo ubicado de la cara posterior del muslo, cerca de la cadera, según explicó Diego Méndez, el kinesiólogo del equipo de trabajo de la semifinalista de Roland Garros 2020.

Un año difícil para Nadia Podoroska

Luego de un gran 2020 en los que alcanzó las semifinales de Roland Garros y fue Top 50, la tenista argentina no logró sostener su crecimiento y tuvo un 2021 muy difícil.

Las molestias físicas no le permitieron competir con continuidad y solo jugó 36 partidos, con un total de 17 victorias y 19 derrotas.

Su última aparición fue el 31 de agosto, en el US Open cuando cayó en primera ronda ante Greet Minnem.