Tras el escándalo policial, Toto Salvio se presentó a entrenar en Boca Juniors

El futbolista, que fue acusado de atropellar a Magalí Aravena en Puerto Madero, se puso bajo las órdenes de Sebastián Battaglia. El vehículo era conducido por alguien de su entorno ya que la Justicia le prohibió manejar

15 Abril de 2022 08.59

Las últimas horas tuvieron al futbolista de Boca Juniors Eduardo Toto Salvio como principal protagonista tras ser denunciado por su esposa, Magalí Aravena, en Puerto Madero. Tras ausentarse en la jornada de ayer y tener que declarar ante la justicia, el delantero se hizo presente en Ezeiza para ponerse bajo las órdenes de Sebastián Battaglia de cara al partido de este domingo ante Lanús en La Bombonera. Ingresó a las 8.10, acompañado por dos amigos, por un ingreso lateral al predio. El vehículo era manejado por alguien de su entorno ya que la Justicia le impuso una restricción para manejar.

Vale recordar que el hecho sucedió en la intersección de las calles Azucena Villaflor y Juana Manso, a las 00:50 de este jueves. La madre de sus dos hijos, de 35 años, declaró que al llegar a la zona vio a su marido con otra mujer dentro de un auto y decidió pararse delante del vehículo porque pretendía dialogar con él. Agregó que el ex Lanús, Atlético Madrid y Benfica avanzó y la impactó, provocándole un “traumatismo por flexión en miembro inferior derecho”, según diagnosticó minutos más tarde el SAME.

En las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del gobierno porteño, se constata que hubo un episodio violento. Se ve que la mujer se sube en una primera instancia al capot del auto del futbolista, quien circula marcha atrás y luego intenta irse de la zona. Aravena se cuelga de un costado del vehículo y es arrastrada pocos metros. En el video también se observa que dos personas se acercan a la mujer. En las siguientes imágenes se observa cómo Aravena finalmente suelta el auto y Salvio se escapa marcha atrás.

Vale remarcar que la pareja se encontraba separada. Se habían pedido “un tiempo” hace una semana tras diez años de casados. Las autoridades dispusieron la intervención de la Oficina de Violencia de Género y se le ofreció un botón antipánico a Aravena, aunque no lo aceptó.

Eduardo Salvio se presentó en el Ministerio Público Fiscal y brindó testimonio durante más de dos horas acompañado de sus abogados Claudio Caffarello y Fernando Sicilia en el marco de la denuncia en su contra caratulada como “lesiones en contexto de violencia de género”.

“Cuando él levanta el pie del freno automático, el auto se mueve. Ahí es cuando ella se cuelga del auto... Ella concurre al lugar con una amiga, que declara como testigo, que trata de separarla y sacarla del auto porque estaba en un estado totalmente desorientada. Que quede claro que esa escena que se ve, él arranca el auto y ella se cuelga para agredir a la persona que estaba sentada atrás que era una mujer”, detalló Caffarello.

Ante este escenario, el letrado también confirmó que hay medidas restrictivas que pesan sobre Eduardo Salvio: 1) prohibición de acercamiento a menos de 300 metros del domicilio donde se encuentre Magali Aravena 2) abstención de contacto con Magali Aravena por cualquier medio salvo las cuestiones relativas a los hijos en común por la que en principio se designa a una persona de confianza entre ambos, 3) no conducir vehículos por 30 días y 4) dar aviso a la fiscalia y/o el juzgado pcyf nro 12 su salida del país. Esto último porque se presume que el delantero puede participar en los partidos por Copa Libertadores.