• Dólar
  • BNA $186.50 ~ $194.50
  • BLUE $373.00 ~ $377.00
  • TURISTA $306.90 ~ $320.10

28 C ° ST 28.66 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El proyecto Sur

Tratativas entre Brasil y Argentina en torno a la creación de una moneda común para el intercambio que reemplace al dólar

La soberanía monetaria vuelve a escena

08 Enero de 2023 16.18

 La ya muy próxima cumbre de la CELAC, del 24 y 25 de este mes en Buenos Aires, genera grandes expectativas no sólo por sus protagonistas sino por algunas ideas echadas a rodar durante esta semana. Funcionarios de Argentina y de Brasil reconocen que hubo conversaciones con las flamantes autoridades del vecino país para iniciar tratativas en torno a la posible creación de una moneda regional común, denominada probablemente Sur, que no reemplazaría a los signos monetarios locales (como es el caso del euro), "sino de una moneda común cuyo objetivo central es poder compensar el comercio en una misma unidad", describió un alto funcionario de Cancillería.

"No sería una moneda que elimine monedas nacionales, sino una creada específicamente para las operaciones de comercio intrarregional", señaló Pedro Páez Pérez, economista y docente ecuatoriano, una de las figuras clave en el equipo del ex presidente Rafael Correa y artífice de lo que se llamó, en la primera década de este siglo, la Nueva Arquitectura Financiera, pieza clave del proyecto de integración económica y de soberanía monetaria y financiera regional. 

Una de las claves de la importancia de un mecanismo de este tipo es el reemplazo del dólar como moneda de intercambio en el comercio exterior. "El mecanismo es garantizar el intercambio en monedas alternativas al dólar, como sería una moneda electrónica unitaria con la que operen los bancos centrales entre sí, el del país exportador con el del país importador".

Dentro de cada país, el exportador privado o el importador privado cobran o pagan en su moneda local ante el banco central. Eso va generando un saldo a favor de cada país cuando exporta y en contra cuando importa, en la moneda virtual o electrónica, que funciona como unidad de cuenta o "moneda unitaria" entre los países que intervienen en el sistema.

Luego de un período, que podría ser de seis meses, se establece una "mesa de compensación" entre los bancos centrales de los países intervinientes. Los países con saldo negativo deberían pagar y los de saldo positivo cobrar, pero sólo la diferencia neta del período. "Unicamente en ese momento podría intervenir el dólar, para la cancelación de los saldos, si así se decide. Pero cada país tendría los meses previos para buscar financiamiento para su saldo en contra, o incluso existe la posibilidad que dentro del mismo sistema, internamente, se defina algún mecanismo de financiamiento, incluso en la misma moneda virtual o de unidad de cuenta que se creó".

Este mecanismode compensación, señaló Páez, es de "implementación inmediata: sólo hace falta crear la unidad de cuenta y la adhesión de los países", además de la voluntad política de defenderlo, ya que "no hay dudas de que va a ser fuertemente atacado".

Asegura que el sistema ya ha probado su funcionamiento, no sólo en el caso del Sucre entre los países del ALBA (Alianza Bolivariana de las Américas), sino también en el comercio entre Rusia y varios países euroasiáticos, o de China en gran parte de su comercio regional, incluso con Arabia Saudita.

El trasfondo de la cuestión es la decisión política para ensayar este tipo de salida. "En el caso de Brasil, si el país va a privilegiar la acumulación de dólares en vez de la integración, perjudicaría al resto de la región porque la priva de un flujo de comercio muy grande que podría hacerse sin depender del dólar. En el caso de Argentina, si elige privilegiar la acumulación de dólares por condicionamientos de sus acreedores, entonces va a afectar a sus socios menores, como Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, a los que deja sin un instrumento fundamental para defenderse. Por ese camino, se destruye la integración", advierte el experto ecuatoriano.