Jorge Lanata y Elba Marcovecchio se casaron: “Nos emociona porque es para toda la vida”

El periodista y la abogada se convirtieron en marido y mujer. Y después de cumplir las formalidades ante el Registro Civil y ante la Iglesia, dialogaron con la prensa para compartir su alegría.

24 Abril de 2022 00.22

Y una noche dieron el sí. Jorge Lanata y Elba Marcovecchio se casaron en una ceremonia ante un selecto grupo de invitados y bajo estrictas y curiosas reglas de protocolo. En el Dok Haras, el mismo establecimiento ubicado en Exaltación de la Cruz en el que se casaron Stefi Roitman y Ricky Montaner, el periodista y la abogada se convirtieron en marido y mujer. Y después de cumplir las formalidades ante el Registro Civil y ante la Iglesia, dialogaron con la prensa para compartir su alegría.

Pocos minutos pasadas las 21, los novios brindaron un móvil a El Corresponsal (TN), y Elba fue quien rompió el hielo en diálogo con Nelson Castro: “Estoy feliz, muy feliz, además siento que nuestros familiares están también muy felices y eso me pone más contenta todavía”. Lanata, por su parte, fue fiel a su estilo y sorprendió al conductor con un dato que no tenía que ver con la boda. “Nelson, estamos en una misma terna de Martín Fierro y merecés tenerla vos, por lejos merecés ganarla vos, sino la ganás es una injusticia”, comentó.

“Hiciste un gran laburo en estos años, y más en los últimos dos años cuando saliste a la calle. Lo que hiciste en Ucrania fue realmente muy bueno, lo hacés muy bien, qué emoción me da cuando te veo de cronista”, remató Jorge, dejando atónito a Castro. Entre risas, la nota retomó su curso cuando les preguntó por qué contrajeron matrimonio en este momento puntual de sus vidas. “¿Y por qué no? Casarme en la tercera edad no es tan malo; primero porque nos encontramos, porque quiero estar con ella siempre”, asumió Lanata.

“Esto podría no haber pasado, muchas veces no se trata de buscar, uno encuentra por el azar, andá a saber por qué. Cuando uno busca generalmente no encuentra. Lo que me pasó con Elba, es eso, la encontré y pensé que era lindo comprometerme con ella por Iglesia; la verdad es que vivimos una ceremonia muy linda y conmovedora”, agregó. La abogada también expresó su emoción y confesó el valor que representa para ella: “Casarse es un proyecto de vida, y nos emociona porque es para toda la vida. Jorge apareció en mi vida y mi vida fue mucho más feliz desde ese momento, y para mí uno se lo jura a Dios”.

“Fue muy lindo, yo hacía mil años que no iba a una iglesia, y me pareció conmovedor lo que él dijo, el entorno también, lo que ella dijo de mí, todo”, completó Jorge. En este sentido, contaron que sus hijos participaron con entusiasmo en el gran día. “Los míos estaban felices, Valentino quería participar así que le entregó los anillos a Jorge, y Allegra es un poco más tímida, pero están felices porque lo aman a Jorge, y como son católicos, que esto suceda en la iglesia para ellos tiene el significado de que es para toda la vida”, comentó Elba.

“En mi caso, Bárbara, de 32 años, y Lola, de 17. Ella saltaba y estaba re alegre, me abrazaba todo el tiempo, es tan linda, tan querible. Fue la primera persona de mi familia a la que yo le conté que me casaba”, explicó Lanata sobre el vínculo con su hija menor, fruto de su relación con Sarah Stewart Brown, mientras que la mayor nació mientras estuvo en pareja con Andrea Rodríguez.

 

Los proyectos de los recién casados

 

Elba Marcovecchio y Jorge Lanata posaron para los flashes recién casados (Ramiro Souto)
Elba Marcovecchio y Jorge Lanata posaron para los flashes recién casados (Ramiro Souto)

Castro los sorprendió al preguntarles si está en sus planes agrandar la familia ensamblada. “Realmente no lo sé, lo dejamos en puntos suspensivos por ahora”, fue la sincera respuesta de Jorge. Sobre cómo se imaginan los próximos meses juntos como flamante matrimonio, el periodista explicó que planean mantener la rutina tal como está. “Hicimos una cosa que hasta ahora nos funcionó bien: vivimos en el mismo edificio, pero no en el mismo departamento, entonces está bueno porque hay días que ella está en casa todo el día, y compartimos mucho, pero está bueno que ella pueda correrse en pijama de un departamento para el otro”, bromeó.

Elba dio un paso más allá y aclaró además que no le tienen ningún temor a la convivencia: “No tenemos miedo para nada, de hecho convivimos un montón de tiempo cuando nos vamos de vacaciones, estuvimos tres meses juntos todo el tiempo, porque aunque no lo crean convivir con Jorge es muy fácil”. En cuanto a la oportunidad que se dio en el amor a los 61 años, el periodista remarcó que fue sorpresivo: R”ealmente no me lo esperaba, no esperaba que ella apareciera, y nos enganchamos mucho apenas nos vimos”.

También recalcaron que sienten alegría por la unión que lograron con sus respectivos hijos. “Va más allá de lo que es la familia formal, porque obviamente Elba y sus hijos a partir de hoy son mi familia, aunque ya lo eran de antes, y al igual que mis hijas con ella, pero también están Sara y Andrea, las mamás de mis hijas; así que no es más lo que era antes, yo siento que están cerca mío y son parte de mi familia, es más amplio ahora”, sostuvo Jorge.

El beso del matrimonio: Jorge Lanata y Elba Marcovecchio dieron el "sí, quiero" (Ramiro Souto)
El beso del matrimonio: Jorge Lanata y Elba Marcovecchio dieron el "sí, quiero" (Ramiro Souto)

“También agregaría a un par de amigos de toda la vida que también son mi familia, porque ya no es papá, mamá y dos nenes”, remarcó. La abogada celebró la forma de pensar de su marido y aseguró que esa filosofía es algo más que tienen en común: “Yo tengo un origen italiano, para mí la familia somos todos, para mí es sumar y me pone muy feliz cómo es él con sus hijas, con Sara, con Andrea, y por eso al poco tiempo de conocerlo le dije que lo quiero con todo el combo, y después al conocerlas fue quererarlas personalmente, pero me emociona compartir esta vida a su lado”.

Sobre el final, comentaron un detalle que le agregó aún más emoción a la charla. “Resulta que el 23 de abrirl es San Jorge, ¿sabían?”, reveló Lanata, en relación a la coincidencia religiosa con el patrono de su mismo nombre. Y Eba acotó otro simbolismo al respecto: “Hace bastante tiempo él me regaló este rosario de San Jorge y lo uso siempre, como devota que soy, y por eso traje en mi ramo el rosario que él me regaló hace mucho tiempo, y casarnos justo en su día es hermoso”.