La justicia determinó que es hija de La Mona Jiménez y ahora denuncia que sufre amenazas del entorno del cantante

Se trata de Natalia Taddei, quien también afirma que el cantante cordobés no la reconoce, pese a las pruebas.

08 Diciembre de 2021 22.24

A fines de julio, la Justicia de la Provincia de Córdoba confirmó que Natalia Taddei es hija de Carlos “La Mona” Jiménez. La mujer de 41 años aseguró que su padre biológico sigue sin reconocerla y también denunció que recibió amenazas desde el entorno del cantante. “Cuando voy con mi entrada a uno de sus shows, viene alguien y me dice que no puedo entrar”, relató en diálogo con A la Tarde (América).

Taddei se hizo el estudio de ADN en 2015. Luego de que diera positivo, ella intentó un acercamiento con Jiménez. “El día que me dieron el papel, su abogado me dice que me va a reconocer a cambio de que renuncie a todos mis derechos. Yo le pregunté 'cuáles son esos derechos' y él me insultó. Me dijo: 'la plata, bol...'”.

Tras ese encuentro con el letrado, ella decidió no iniciar ninguna acción legal. Sin embargo, dos años después, se presentó a la Justicia. “Tomé valor porque quería que mis hijos supieran la verdad”, aseguró.

Durante su niñez, Natalia Taddei compartió muchos momentos con La Mona Jiménez. En ese entonces, algunas situaciones hicieron que empezara a creer que el intérprete de “Beso a beso” era su papá. “Me ha hecho regalos, me ha abrazado, me mostró su afecto. Nunca me llamó hija”, reveló. Y agregó: “No hablamos hace años”.

En diálogo con Karina Mazzocco, reconoció que está muy decepcionada con el comportamiento que tuvo cantante este último tiempo. “Un hombre que no tiene palabra, no es mal que un papel. Me ilusionaron. Toda mi vida, creí que era una buena persona. Pero vi muchas cosas, como mi abuela en el geriátrico y en el hospital, yo dije 'ya no hay nada más que hablar'”, reflexionó.

El dinero no era una de las preocupaciones que tenía Natalia. Según sus propias palabras, el único motor que tenía cuando se realizó el estudio de ADN era determinar su identidad. Sin embargo, luego de que sus hermanos y su padre biológico le dieran la espalda, ella quiere que se respeten sus derechos.

“Voy a ser muy sincera, no me interesaba la plata. Pero ahora, después de haber vivido todo lo que viví, voy a reclamar todo lo que me corresponde”, avisó.