• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $245.00 ~ $250.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

16 C ° ST 14.36 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Le golpearon por su parecido a Felipe Pettinato y denuncia que el hostigamiento continúa

Leo Blanco es un joven imitador de Michael Jackson. A partir del incendio en el departamento del hijo de Roberto Pettinato, no para de sufrir ataques en la calle y en las redes.

16 Junio de 2022 01.57

Una semana después de que lo confundieran con Felipe Pettinato y le pegaran sin ninguna razón, Leo Blanco habló con Telenoche (eltrece) y contó que sigue siendo víctima de hostigamiento. “La gente me empezó a mirar raro y a decir cosas feas”, relató sobre cómo su vida cambió tras el incendio en la casa del hijo de Roberto Pettinato en el que murió el neurólogo Melchor Rodrigo.

Al igual que Felipe, desde hace años que Leo imita a Michael Jackson y su parecido al Rey del Pop es innegable. Esa misma apariencia por la que antes le pedían autógrafos, ahora lleva a que mucha gente lo agreda e intente intimidarlo cara a cara o virtualmente.

Frente a esta situación tan angustiante, el joven contó que hace una semana que no se “lookea” como a él le gusta para salir a la calle. “Es muy triste, porque hicieron que me sienta disfrazado. Y no... esto para mí no es un disfraz, esto es lo que yo soy y para lo que me estudié”, remarcó.

Arias lamentó cómo los ataques hicieron que no solo sienta pánico en la vía pública, sino también que le impidan mostrarse tal como es y realizar libremente su trabajo. “Tengo miedo ahora”, admitió mientras caminaba.

Por otra parte, remarcó que la violencia contra su persona se extendió a las redes sociales. “Las agresiones siguieron en mi casilla de mail. De hecho, alguien me dijo que no importaba si era Felipe o si no, que igualmente me hubiese matado a golpes porque soy un 'enfermo mental'”, repudió.

 

Así fue el ataque al imitador de Michael Jackson al que confundieron con Felipe Pettinato

 

El 8 de junio, Leo Blanco contó que lo confunden con Felipe Pettinato y por eso le pegan y lo insultan. Su relato fue dramático y sirvió para difundir el ataque que sufrió en la estación de Once, donde había acompañado a su pareja a tomar un micro.

Un señor me pegó un codazo, me miró y me dijo 'enfermo mental'. Seguimos caminando y la gente no paraba de mirarnos, seguían murmurando y demás, pero casi llegando a la puerta de la estación, un señor alto y grandote me golpeó con fuerza mi brazo derecho, me lo dobló y con su mano estrujó la mía apagando el cigarrillo. 'Vas a aprender', me dijo”, describió.

En ese momento, buscó refugio en el baño pero todo empeoró. “Cuando entré, ya sin vergüenza, varios hombres hablaban alto sobre mí. Fui hacia uno de los mingitorios y de repente tenía más de 10 tipos diciendo en voz alta '¿vos no estabas preso?' y 'a este lo internaron por loquito'. Les expliqué que no era Pettinato, pero seguían en la suya”, rememoró.

“¿A dónde llegamos? Estuve un tiempo encerrado en casa, cumpliendo con unas obligaciones laborales y cuando retomo mis actividades no puedo ni caminar por la calle porque tengo miedo. Toda mi familia está asustada por este tema, mucho más que yo”, lamentó.