• Dólar
  • BNA $132.00 ~ $140.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $217.80 ~ $231.00

10 C ° ST 9.23 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Caos en Sri Lanka: el presidente huye sin renunciar y una multitud asalta la oficina del primer ministro

Gotabaya Rajapaksa escapó en un avión militar a Maldivas. Una turba ahora exige la salida del primer ministro.

13 Julio de 2022 08.34

Cuatro días después de que miles de personas tomaran por la fuerza la residencia presidencial en medio de una fuerte crisis económica, el mandatario de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, huyó del país horas antes de su ejecutar su prometida renuncia. En este contexto, se declaró oficialmente el "estado de emergencia".

Así lo informó este miércoles la Oficina del Primer Ministro, que fue asaltada por cientos de manifestantes apenas unas pocas horas después del anuncio. Los protestantes exigen la salida del primer ministro, Ranil Wickremesinghe, que sostuvo que permanecerá en el cargo hasta que haya un nuevo gobierno. 

A pesar de que había anticipado que presentaría su dimisión este miércoles, Gotabaya Rajapaksa se marchó antes de que eso sucediera junto a su esposa y dos guardaespaldas. En un avión de la Fuerza Aérea Nacional, viajaron rumbo a la ciudad de Male, la capital de Maldivas, según un funcionario de inmigración que habló bajo condición de anonimato.

Manifestantes frente a la Oficina del Primer Ministro de Sri Lanka. Foto AP /Rafiq Maqbool.

Manifestantes frente a la Oficina del Primer Ministro de Sri Lanka. Foto AP /Rafiq Maqbool.

Según el medio de comunicación maldivo Mihaaru, un avión militar que transportaba a Rajapaksa aterrizó en el Aeropuerto Internacional Velana alrededor de las tres de la mañana del miércoles (hora local).

Por su parte, el presidente del Parlamento de Sri Lanka, Mahinda Yapa Abeywardena, declaró que los líderes de los partidos políticos decidieron elegir un nuevo presidente el 20 de julio a través de una votación en el Parlamento.

Las protestas que forzaron la huida del presidente de Sri Lanka

Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado en Colombo. Tanto los habitantes de la capital como otros procedentes de todo el país exigían denodadamente la salida de Rajapaksa del poder.

Miles de personas irrumpieron en las residencias oficiales de Rajapaksa, dejando imágenes de manifestantes bañándose en su piscina y recorriendo los dormitorios de la mansión. También ingresaron a la vivienda privada de Wickremesinghe, que fue incendiada también durante la jornada.

El ministro de Promoción de las Inversiones, Dhammika Perera, fue uno de los miembros del Gobierno en presentar ese domingo su dimisión, un día después de que decenas de miles de manifestantes tomasen las calles de Colombo e irrumpiesen en las residencias oficiales del presidente y el primer ministro entre cargas policiales y gases lacrimógenos.

"Sri Lanka debería identificar rápidamente e implementar una solución que le permita conseguir la estabilidad económica y resolver las necesidades de la gente de este país", dijo Perera en su carta de dimisión.

Además de Perera, un magnate de los casinos nombrado en el cargo hace a penas 16 días, el ministro de Transportes, Bandula Gunawardene, abandonó formalmente este domingo el Gobierno.

Sri Lanka vive desde hace meses multitudinarias protestas debido al impacto de una de las peores crisis económicas a las que ha tenido que enfrentarse el país desde su independencia en 1948, derivada de la merma de divisas de reservas internacionales y de un gran endeudamiento.

La tensión y el descontento aumentó en la isla a finales de marzo, cuando las autoridades impusieron cortes de luz de más de 13 horas, lo que llevó a la población a salir a las calles para pedir la dimisión del Ejecutivo de Sri Lanka.

Desde entonces, centenares de manifestantes se han instalado en las inmediaciones de la Secretaría Presidencial de Colombo y las protestas pacíficas alrededor de la nación isleña se volvieron habituales, mientras las autoridades tratan de llegar a un acuerdo de rescate con el Fondo Monetario Internacional (FMI).