Nuevo proyecto de ley en EE. UU.: Si un conductor alcoholizado mata, deberá mantener a los hijos de la víctima

Está a punto de ser aprobado en el estado de Tennessee. Surgió a partir de la muerte de Nicholas Galinger, un policía que falleció tras ser atropellado por una conductora que manejaba alcoholizada y cuyos hijos se quedaron sin él.

26 Abril de 2022 19.07

Aquellos conductores que manejen borrachos, protagonicen un accidente y causen la muerte de un padre o una madre, deberán mantener a los hijos de sus víctimas fatales. Así lo establece una nueva ley de tránsito que está por ser aprobada en Tennessee, Estados Unidos.

Este proyecto fue recientemente aprobado por unanimidad en el Senado y enviado al gobernador Bill Lee, quien lo revisará antes de que pueda ser convertido en ley, explicaron en The New York Times.

 

Cómo se harán cargo de los hijos de las víctimas

 

Los condenados por este tipo de delitos deberán pagar pensión y mantención de los hijos de las víctimas hasta que estos cumplan 18 años.

Los tribunales determinarán el monto a pagar, de acuerdo con las necesidades de los niños, los recursos de los tutores sobrevivientes y la calidad de vida que llevaban.

 

Cómo surgió el proyecto de ley

 

La ley se llama “Ley de Ethan, Hailey y Bentley”, proyecto que surgió tras la muerte de Nicholas Galinger, un policía de Chattanooga que falleció tras ser atropellado por una conductora que manejaba en estado de ebriedad, en febrero del 2019.

Sobre el accidente, The Associated Press, detalla que Galinger se encontraba investigando una alcantarilla en medio de la noche, cuando Janet Hinds lo atropelló, causándole la muerte.

Tras atropellar al policía, la mujer huyó. Posteriormente, fue detenida y condenada a once años de prisión.

A raíz de este caso, Cecilia Williams, quien perdió a su hijo y padre de familia en una situación similar, redactó esta iniciativa en honor a su nieto Bentley, además de Ethan y Hailey, hijos de Nicholas. La iniciativa busca resguardar a los hijos que quedan sin sus padres.

La mujer viene luchando por esta ley desde que en abril de 2021 un automóvil conducido por David Thurby, cuyo nivel de alcohol en sangre era el doble del límite legal permitido en el estado de Missouri, chocó desde atrás al vehículo que manejaba su hijo, Cordel Williams.

Como consecuencia del choque fallecieron tanto su hijo como su nuera, Lacey Newton, y uno de los hijos de la pareja, Cordel Williams II, que viajaban en el mismo auto.

Tiempo atrás, Williams contó que recibió el apoyo del representante estatal Mike Henderson y que los legisladores de Tennessee también se habían interesado en su iniciativa. La mujer había dicho que esperaba que la ley tenga algún día alcance nacional.