• Dólar
  • BNA $817.5 ~ $857.5
  • BLUE $1065 ~ $1065
  • TURISTA $1308 ~ $1308

23 C ° ST 23.42 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Dato curioso

Punto Nemo: el cementerio de naves espaciales en el océano Pacífico

En medio del Océano Pacífico Sur, a unos 2.700 kilómetros de la tierra más cercana, se encuentra Punto Nemo, el lugar más alejado de cualquier continente o isla que alberga naves espaciales y otros objetos espaciales en desuso

21 Octubre de 2023 16.44

El Punto Nemo es el lugar más aislado del mundo, ubicado en medio del Océano Pacífico Sur. Se lo considera mundialmente como el “cementerio” de antiguas naves espaciales. Por ser el lugar más alejado de cualquier continente o isla, también se lo conoce como el “ Polo de Inaccesibilidad del Pacífico”. 

¿Qué hay en el Punto Nemo?

Considerado como un cementerio al aire libre, hay varias naves espaciales que ya no se utilizan, así como de satélites y buques de carga. La lista de basura espacial incluye la estación espacial Mir de la era soviética, 6 naves espaciales del programa Salyut del país, 140 vehículos de reabastecimiento de Rusia, 6 vehículos de transferencia de carga lanzados por Japón y 5 de la Agencia Espacial Europea (ESA). Y también se espera que la Estación Espacial Internacional (ISS) aterrice en este “contenedor de basura” dentro de ocho años.

El área no se utiliza para ninguna otra actividad humana como el transporte marítimo o la pesca. Los humanos más cercanos son los astronautas de la ISS; esto se debe a que la estación está a solo 415 km (altitud) cuando pasan por encima. El lugar habitado más cercano se encuentra a unos 2.700 kilómetros de distancia.

El Punto Nemo es un lugar extremadamente remoto en el Océano Pacífico Sur, hogar de naves espaciales, estaciones espaciales y otros grandes objetos espaciales que han llegado al final de su vida útil.
 

Allí viven pocos seres vivos. Esto se debe a que Punto Nemo se encuentra en medio del Giro del Pacífico Sur, una inmensa corriente oceánica giratoria con aguas superficiales de 5,8 °C, que bloquea la entrada de agua más fría y rica en nutrientes. Además, el viento transporta poca materia orgánica, lo que deja la zona más estéril para la vida. Se trata, por tanto, de una región apta únicamente para la proliferación de bacterias, que pueden sustentar a seres como el cangrejo yeti.

¿Cómo se encuentra ese lugar?

Basta con buscar en el globo terráqueo la inmensa franja azul ininterrumpida entre Nueva Zelanda y el sur de Chile: está aproximadamente a mitad de camino. Para una localización más exacta, dibuja un triángulo entre tres islas equidistantes: la isla Dulce al norte (que está cerca de la Polinesia Francesa), la isla Maher en la Antártida al sur y la isla Motu Nui, una de las islas de Pascua, al noreste. El emplazamiento estará dentro de este triángulo.

El lugar fue descubierto en 1992, por el ingeniero e investigador Hrvoje Lukatela, utilizando un software informático. En una entrevista con la BBC, explicó que “la ubicación de tres puntos equiláteros es bastante única y no hay otros puntos en la superficie de la Tierra que puedan reemplazar a ninguno de ellos”.

Isla Motu Nui

La isla de Motu Nui, al sur de la isla de Pascua, es una de las tres islas más cercanas a Point Nemo. Crédito: Kallerna/Wikimedia Commons.

Sin embargo, con el tiempo pueden producirse cambios en la ubicación del Punto Nemo debido a la erosión costera, o incluso se podrá realizar una medición más precisa. Sin embargo, este cambio sería del orden de metros.

El futuro del Punto Nemo

Punto Nemo es, y probablemente seguirá siendo, una mina de oro para los futuros arqueólogos. Esto se debe a que la acumulación de basura en el sitio podría proporcionar información importante sobre cómo ha cambiado la tecnología a lo largo del tiempo, qué objetos fueron arrojados por primera vez y los más recientes, qué tipo de cambios tecnológicos o materiales veremos en los próximos años...

Según Alice Gorman, profesora de arqueología espacial de la Universidad Flinders en Australia, desde 2013 se ha producido una caída radical en el número de descartes en el sitio. "Este es un cambio de valores: la gente está empezando a valorar el reciclaje, la reutilización y la minimización del daño ambiental", afirmó.

Y aunque nadie ha conseguido todavía encontrar objetos espaciales en las profundidades de Punto Nemo, seguro que hay muchos allí, bañados en total oscuridad en el fondo del mar.