"Son los nuevos enemigos de la democracia”: una sobreviviente del Holocausto cuestionó a los antivacunas por usar un símbolo nazi

Margot Friedlander hizo la denuncia frente al Parlamento Europeo y advirtió que “la memoria de lo sucedido es explotada políticamente, a veces incluso ridiculizada y pisoteada”.

27 Enero de 2022 21.40

Margot Friedlander, una mujer centenaria sobreviviente del Holocausto, pidió este jueves al Parlamento Europeo que preserve la memoria de la Shoah al cuestionar a los antivacunas que usan como protesta la estrella amarilla con la que los nazis marcaban a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Se trata, según dijo la mujer, de los “nuevos enemigos de la democracia”.

Friedlander, de 100 años, habló este jueves en un acto por el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, que recuerda la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Una mujer muestra una remera con una estrella amarina con la leyenda
Una mujer muestra una remera con una estrella amarina con la leyenda "no vacunada" (Foto: elheraldo.es)

La mujer dijo que veía “con incredulidad, cómo un símbolo de nuestra exclusión por parte de los nazis, la estrella amarilla, es hoy descaradamente utilizada por los nuevos enemigos de la democracia (...) para presentarse como víctimas”.

”Con gran preocupación veo que el Holocausto, al igual que la guerra de conquista y exterminio llevada a cabo por los nazis, está cayendo cada vez más en el olvido”, afirmó en una ceremonia por el 77º aniversario de la liberación del campo de exterminio levantado en territorio polaco.

La estrella amarilla fue una insignia identificatoria utilizada por los nazis para “marcar” a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Su uso era obligatorio. Se trataba en apariencia de una estrella de David sobre un fondo amarillo y con la inscripción “Jude” (judío).

 

El uso de la estrella amarilla en manifestaciones de grupos antivacunas

 

La estrella amarilla fue vista como símbolo en recientes manifestaciones en Francia, Italia y Bélgica contra la vacunación obligatoria anticovid y las medidas de restricción por las pandemia de coronavirus.

La insignia es la misma que los judíos eran obligados a coser sobre su ropa, pero a diferencia de entonces la palabra “judío” fue reemplazada por la frase “no vacunado”.

En su discurso, Friedlander advirtió que “la memoria de lo sucedido es explotada políticamente, a veces incluso ridiculizada y pisoteada”.

Friedlander fue deportada al campo de concentración de Theresienstadt (en la actual República Checa) cuando era veinteañera. Ella logró sobrevivir pero su madre y hermano murieron en Auschwitz.

 

La condena de la Unión Europea al antisemitismo

 

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, denunció que “el antisemitismo no ha desaparecido y todavía envenena nuestras sociedades”.

“Un 70% de los judíos europeos no se siente seguros usando una kipá o una estrella de David. Y durante esta pandemia, los judíos han sido blanco de todo tipo de teorías de conspiración y discursos de odio. Pero esta vez no cerraremos los ojos”, añadió Von der Leyen.

Philippe Markiewicz, presidente del Consistorio Central Israelita de Bélgica, dijo a AFP que la amalgama de la estrella amarilla y las protestas “no tiene lugar y es condenada por nuestra comunidad”.

La estrella amarilla era el paso previo al exterminio. Pero aquí estamos hablando de una vacuna que ayuda a salvar vidas”, insistió.