En una llamada telefónica de Fin de Año

Vladimir Putin y Joe Biden discutieron las propuestas de seguridad de Moscú

Ambos presidentes acordaron continuar el diálogo y monitorear de cerca todas las próximas negociaciones.

31 Diciembre de 2021 11.20

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su par estadounidense, Joe Biden, discutieron las recientes propuestas de seguridad de Rusia durante su llamada telefónica, según informó el Kremlin

"Ambos líderes discutieron los acuerdos alcanzados durante sus consultas previas el 7 de diciembre, incluida la decisión de iniciar negociaciones sobre la provisión de garantías legales para la seguridad de Rusia", aseguró el Kremlin en un comunicado.

Putin explicó los principios subyacentes detrás del borrador del tratado de seguridad entre Rusia y Estados Unidos, y del borrador del acuerdo entre Rusia y los Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Además se enfatizó que el resultado de la cooperación conjunta debería brindar garantías legales contra la expansión hacia el este de la OTAN y el despliegue de sistemas armamentísticos de la alianza cerca de las fronteras de Rusia.

 Aviones

Putin y Biden coincidieron en la importancia de un diálogo serio y significativo sobre estos asuntos y confirmaron que las próximas conversaciones de seguridad entre Moscú y Washington se llevarán a cabo en tres formatos.

La primera ronda de negociaciones tendrá lugar en Ginebra, del 9 al 10 de enero de 2022, posteriormente continuarán en Bruselas en el marco del Consejo OTAN-Rusia el 12 de enero, y dentro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa el 13 de enero.

Biden, a su vez, enfatizó que Rusia y Estados Unidos tienen una responsabilidad especial en garantizar la estabilidad en Europa y el mundo, y aseguró que Washington no desplegará armas ofensivas en Ucrania.

 Misiles - OTAN

Putin señaló que imponer sanciones de amplio alcance contra Rusia en caso de una posible escalada de eventos sería un "grave error" y podría conducir a una "ruptura importante de los lazos entre Rusia y Estados Unidos".

Ambos presidentes acordaron continuar el diálogo y monitorear de cerca todas las próximas negociaciones. "En general, la conversación fue franca y profesional. Fue útil para ambas partes", concluyó el comunicado