Recreo, La Paz

Burló el sistema de protección a víctima de violencia y agredió a su ex

11 Abril de 2022 10.57

Un sujeto a quien la Justicia de la ciudad de Recreo, departamento La Paz, le había colocado la pulsera dual, porque su expareja era víctima de violencia de género, logró burlar al sistema y se presentó en la casa de la mujer, a quien agredió físicamente para luego marcharse, sin que ninguna autoridad hubiera detectado su violación de acercamiento a la mujer. 

El hecho fue denunciado en la comisaría departamental de Recreo por la víctima, V.M.C., de 38 años, quien, pese a encontrarse bajo el sistema de monitoreo, prevención, seguimiento y protección de la víctima de violencia de género en alto riesgo, volvió a ser atacada por su ex Diego Barreto, que llegó a su casa e ingresó sin su permiso, sorprendiéndola en una de las habitaciones.

Allí comenzó a insultarla, para luego agredirla físicamente, golpeándola en el rostro. Su hijo y su yerno, que estaban en el inmueble, intervinieron siendo también agredidos por Barreto, quien se dio a la fuga. 

Otro hecho similar sucedió en Tinogasta. A la 1.55 de la madrugada, la policía local llegó hasta el local bailable Tauro City Bell, luego de ser alertado por sus pares del SAE 911, que se había activado la alarma de alta prioridad de L.C.E., quien se encontraba en Avenida Cerven. De inmediato, la patrulla se dirigió al lugar donde, al arribar, corroboró que la mujer estaba en el interior del boliche, en tanto que su ex se encontraba afuera de este. 

Al entrevistarlo, el sujeto adujo que se había dirigido al boliche, pero que desconocía que la joven estaba en el lugar, indicándoles, además, que, antes de que ellos llegaran, lo habían llamado de la central SAE 911 para que se retire del lugar. Sin oponer resistencia, el sujeto se fue.

 

Fiambalá

 

Por otra parte, a las 00:30 una joven de 22 años denunció a su pareja de apellido Quiroga por violencia de género.

De acuerdo con sus dichos, se encontraba el domingo a la noche cenando con su pareja, quien comenzó a agredirla físicamente, produciendo una herida cortante en la mano izquierda con un cuchillo.