Cura Rasguido: La defensa insistió con la nulidad de la elevación a juicio

Fue durante la audiencia de agravio. El próximo 17 de mayo el tribunal de Alzada dará a conocer el veredicto. La víctima estuvo presente y se quebró al finalizar la audiencia.

09 Mayo de 2022 12.36

Finalmente cerca del mediodía se llevó a cabo, en ámbitos del Juzgado Correccional N° 3, la audiencia de agravio ante el tribunal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos solicitada por la defensa del cura Renato Rasguido, donde en líneas generales, el letrado Luciano Rojas atacó el decreto de elevación a juicio. El próximo martes 17 de mayo, los jueces Elena Berrondo, Rubén Álvarez y el subrogante Jorge Palacios darán a conocer el veredicto. En caso  de ser desfavorable al eclesiástico, el expediente recaería en la cámara penal que por fecha del hecho corresponda y se podría fijar la fecha de debate. 

En el recinto, estuvieron presentes los jueces del tribunal, la defensa del sacerdote, la querella representada por la Dra. Silvia Barrientos y la víctima, quien al finalizar la audiencia se mostró quebrado y muy angustiado.
Como el cura Rasguido está imputado de los supuestos delitos de ”abuso sexual simple agravado en concurso ideal con corrupción de menores” y dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con corrupción de menores”, ambos “agravados por su condición de ministro de un culto religioso”, la audiencia fue a puertas cerradas y duro poco más de media hora.

Al concluir, LA UNIÓN dialogó con la parte querellante, quien comentó que la defensa del cura volvió a plantear la nulidad del dictamen de elevación a juicio exponiendo diversos motivos remarcando que ´el mismo no fue resuelto por el juez natural -en alusión al Juez Rodolfo Cecenarro, sino que la causa fue dictaminada por un juez -el subrogante Farroni, que no era competente…¨.

En relación al argumento de la defensa, la Dra. Barrientos indicó que ¨El juez natural estaba en uso de su licencia. Por lo que esta querella considera que se trata de un hecho más para dilatar el proceso que lleva casi 10 años¨.

Consultada en relación al estado anímico en que se vio a la víctima al salir del recinto, expresó: "La víctima quiso estar presente, con el anhelo de Justicia, de que por fin su causa sea elevada a juicio….Si no se trata de quien se trata, ya estaría en juicio y condenado”, concluyó.