• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $235.00 ~ $238.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

10 C ° ST 8.94 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El triste mensaje de la mamá de Ángeles Rawson, tras 9 años de su muerte

Recordó a su hija, Ángeles, quien fue asesinada en un ataque sexual en el 2013. El portero, Jorge Mangeri fue condenado a perpetua.

11 Junio de 2022 20.40

Recordemos que aquel 10 de junio, la adolescente regresó de su clase de gimnasia. Al llegar al edificio en el que vivía, ubicado en la calle Ravignani 2.360, jamás ingresó a su departamento. Fue en ese momento que Mangeri la sorprendió y la atacó. Aún se desconoce si la llevó engañada al sótano o a la portería del octavo piso.

Ángeles Rawson no llegó a ser violada. Ante la resistencia del ataque sexual, el femicida la estranguló y sofocó hasta matarla. Luego ató el cadáver y lo metió en una bolsa de residuos. Finalmente la arrojó al contenedor de basura.

La autopsia reveló que la víctima tenía cinco costillas fracturadas, al igual que la clavícula derecha y una vértebra. También tenía heridas en una de sus rodillas, la ingle, cara interna de los muslos y lesiones paragenitales.

El cotejo de ADN determinó que había material genético del portero Mangeri en la uña del dedo índice de la mano derecha de Rawson. Esa pericia probó que ella se defendió y rasguñó al agresor, quien tenía 34 lesiones, varias de ellas eran arañazos que ocultó con quemaduras.

En aquel momento, Jorge Mangeri tenía 45 años. Desde el 15 de junio de 2013 está preso en la cárcel de Ezeiza. Podría solicitar el beneficio de la libertad condicional cuando cumpla 35 años tras las rejas. Sería en 2048, cuando tenga 80 años. Sin embargo, no es obligatorio que se la otorguen.

Su madre, Jimena Aduriz, a 9 años de ese lamentable suceso, compartió una foto de su hija en Facebook y escribió un desgarrador mensaje. Allí expresó cuánto la extraña, sentimiento que la ahoga. Ángeles Rawson fue asesinada en un ataque sexual el 10 de junio de 2013. Su cuerpo fue arrojado a la basura y encontrado un día después en la planta de tratamiento de residuos de la localidad bonaerense de José León Suárez.

“No puedo dejar de pensar y sentir tu pelo enmarañado y medio dormido de la última vez que te di un beso y estabas viva”. Con esas líneas, dio inicio a su carta.

“Voy y vuelvo caminando las emociones... la angustia, el horror, la confusión. Salto al primer aniversario dónde intentaba proyectar como sería vivir más y más años sin vos”, continuó  Jimena en medio de un dolor irreparable que ni los años ayudaran a sanar la pérdida de su hija.