• Dólar
  • BNA $187.00 ~ $195.00
  • BLUE $375.00 ~ $379.00
  • TURISTA $308.55 ~ $321.75

23 C ° ST 22.68 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Brutalidad

Estremecedora revelación: los padres de Fernando Báez Sosa quisieron donar los órganos, pero no pudieron por los golpes que tenía

Silvino, el papá de la víctima, hizo la estremecedora revelación a la salida de los Tribunales de Dolores tras una nueva audiencia. Este martes Ciro Pertossi rompió el silencio.

Silvino Báez y Graciela Sosa, padres de Fernando, antes de presenciar la novena audiencia por el crimen de su hijo. (Foto: Télam/Diego Izquierdo)

17 Enero de 2023 17.54

Al salir de los Tribunales de Dolores tras la audiencia número 12, el padre de Fernando Báez Sosa, Silvino, habló con los medios e hizo una inquietante revelación: “Fernando se anotó para donar sus órganos antes de terminar la secundaria y por la patada y los golpes que le dieron no se pudo”.

“Le digo a la sociedad que Fernando es la única víctima, le rompieron la cabeza”, añadió. Mientras que su esposa, Graciela, contó que no advirtió arrepentimiento por parte de los jóvenes de Zárate que están siendo juzgados.

“En ningún momento los imputados nos dijeron nada. Preferimos estar bien lejos de ellos. Que nos pidan perdón no nos devuelve a nuestro hijo”, remarcó la mujer al finalizar la jornada.

 

Ciro Pertossi declaró en el juicio por Fernando Báez Sosa

En la decimosegunda audiencia del juicio por el crimen del estudiante de Derecho, Ciro Pertossi rompió el silencio y se justificó sobre la agresión a la víctima: “Cuando veo al chico en el piso, frené la patada”.

En el inicio de la jornada, Pertossi pidió la palabra y comenzó su declaración. De inmediato, intentó aclarar su situación en uno de los videos donde se lo ve en la escena del ataque a Fernando. El imputado se reconoció, pero insistió: “Yo no le pegué a Fernando”.

Además, buscó aclarar el mensaje de texto que envió tras el homicidio: “'De esto no se entera nadie'. Fue porque cuando yo estaba viendo el teléfono y mis amigos decían que había gente de Zárate en Villa Gesell que ya sabía de la pelea”, manifestó y añadió: “No quería que mis papás se enteraran”.

Tras su breve testimonio, no quiso responder preguntas de la fiscalía ni del abogado de la familia Báez Sosa. Enseguida retomó su lugar en el banquillo de los acusados y continuó la audiencia con las declaraciones de los padres de los imputados y el psicólogo que habló con los ellos tras el asesinato.