Neuquén

Investigadores piden captura internacional para un ruso que se cree Jesús: habría secuestrado a su hijo

A 72 horas de la desaparición de un niño, las autoridades apuntan a su padre, un hombre con problemas psiquiátricos y antecedentes penales.

13 Enero de 2022 03.02

Luego de que transcurrieran 72 horas de búsqueda del nene de ocho años desaparecido en Neuquén, las autoridades pidieron a la Interpol que ordene la captura de su padre, Adrian Zaitsev (42), ya que creen que pudo haber secuestrado al chico y abandonado el país.

“Hemos recibido llamados acerca de su posible paradero. Fuimos a la localidad de General Fernández Oro, en Río Negro, pero no estaban allá”, indicaron las fuentes consultadas por Clarín.

Además, registraron todas las zonas donde posiblemente hayan visto al niño y a su padre, con la colaboración de las policías de las distintas jurisdicciones. 

Adrian Zaitsev, prófugo. Lo buscan por secuestrar a su hijo de 8 años en Neuquén.
Adrian Zaitsev, prófugo. Lo buscan por secuestrar a su hijo de 8 años en Neuquén.

Sin embargo, el rastrillaje se ha concentrado en la localidad de Añelo, donde se vio al nene, de nombre Erik, por última vez.

“La búsqueda se extiende 25 kilómetros al sur y norte del río Neuquén”, aseguró el comisario inspector Claudio Vinet, pero la amplia vegetación y las altas temperaturas dificultan la operación.

Los investigadores todavía intentaban contactar a la madre de Erik, que viajó a Bolivia. El caso está a cargo del fiscal de la Unidad de Homicidios de Neuquén, Andrés Azar.

"Nadie sabe dónde están", admitió este miércoles una hermana del hombre, quien dijo que "no está psicológicamente bien".

Quién es Adrian Zaitsev

En 2016, el diario La Mañana de Neuquén publicó un reportaje sobre la comunidad rusa de 20 personas que incluía a Adrian Zaitsev, su esposa, de nacionalidad ruso-boliviana, y sus seis hijos. Erik, quien ahora está desaparecido, es el menor de todos.

De acuerdo con la publicación, Zaitsev -que tiene documento uruguayo y argentino- había estudiado kinesiología y parte de sus conocimientos de fisioterapia de medicina tradicional los había adquirido en un monasterio ortodoxo en Siberia.

El hombre ruso que secuestró a su hijo de ocho años, en una nota con La Mañana de Neuquén.
El hombre ruso que secuestró a su hijo de ocho años, en una nota con La Mañana de Neuquén.

Tanto él como el resto de su comunidad aseguraban que querían crear un "parque botánico medicinal".

"No confrontamos con nadie; si vemos corrupción, nos alejamos", declararon entonces.

Después de estar algunos años en Añelo, Zaitsev viajó a Bolivia, en 2018, aunque tiene una vida de nómade: ya había estado en otras ciudades de la Patagonia argentina, Uruguay y Siberia.

En Bolivia estuvo preso por violencia familiar. Tuvo un intento de fuga, además de proclamarse entre los reclusos como “enviado de Dios”. Algunos lo siguieron e intentaron escaparse con él. 

Esto no fue todo. En la cárcel de Santa Cruz de la Sierra, donde fue arrestado en febrero de 2020, también por violencia familiar y tenencia de armas ?aunque no municiones?, los guardias lo encontraron escondido en un tanque de agua de la prisión.

En otra localidad boliviana, Palmasola, también tuvo problemas, y decidieron que debía recibir asistencia psiquiátrica. De allí también intentó escapar con otro recluso ?siempre convencía a alguien en su carácter de “Mesías”?.

Quedó libre al poco tiempo y fue cuando decidió el regreso a la Argentina. Ya estaba distanciado de su mujer y de sus hijos, pero intentó un acercamiento que no prosperó. Empezó a ser resistido incluso por los mismos miembros de la comunidad de Neuquén, los que habitaban en la granja junto con él. Zaitsev fue visto en el área nuevamente antes de que Erik desapareciera, el lunes en la tarde.

"Se cree un enviado de Dios. Estamos haciendo gestiones para que sea trasladado a un psiquiátrico”, había dicho Luis Fernando Céspedes, gobernador de Palmasola, antes de este nuevo episodio que, ahora, tiene en vilo a los neuquinos.