Juzgado Correccional Nº 3

Juzgan a un policía por violencia de género

El debate será oral y publico en el Juzgado Correccional Nº 3. El imputado, Mario Picón, se desempeñaba como bombero en el año 2020 cuando supuestamente agredió con golpes de puño a su esposa y luego la amenazó.

26 Octubre de 2021 08.14

Un efectivo de la fuerza de seguridad de la provincia comenzará a partir de las 9.00 de la mañana de hoy a ser juzgado en ámbitos del Juzgado Correccional Nº 3 por dos delitos en contexto de género. Hechos cometidos en perjuicio de quien en septiembre del año 2020 era su esposa en el domicilio en el que ambos convivían en la zona norte de esta ciudad Capital.

Se trata de Mario Picón quien en septiembre del año 2020 prestaba servicio en la División de Bomberos de la policía de la provincia. El día 26 del mencionado mes, encontrándose en el domicilio de la familia, el bombero y previo a una discusión con su esposa la agredió con golpes de puños en el abdomen y el rostro provocándole lesiones consistentes en inflamación y hematoma de labio inferior con hematoma yugal.  Asimismo, se desprende de la requisitoria de citación a juicio, que a posterior de dicho hecho, nominado hecho primero para la Justicia, el policía amenazo a la mujer manifestándole  “?. Te voy a pegar un tiro”. 

Por las acciones ilícitas desplegadas por el efectivo policial el fiscal en la investigación penal preparatoria le imputo los supuestos delitos de lesiones leves calificadas por mediar una relación de pareja pre existente y amenazas simple, todo en concurso real, en calidad de autor.

El debate será llevado adelante por el juez correccional Javier Herrera y el Ministerio Publico Fiscal estará a cargo del Dr. Víctor Figueroa. Para la primera audiencia se espera que tras la lectura de la requisitoria de elevación a juicio el imputado, quien llega en libertad, de su versión del hecho.

Cabe recordar que en la investigación penal preparatoria, el efectivo policial presto declaración y negó el hecho, manifestando que el día que supuestamente sucedieron los mismos regreso de realizar unas “changas” y fue su esposa quien comenzó a insultarlo y se abalanzo sobre él. Aclarando que “nunca la agredí físicamente y nunca le proferí amenazas”.