"La única certeza es la muerte de dos personas"

24 Diciembre de 2021 01.02

Así se refirió el defensor oficial, Mariano Guillamondegui, al exponer sus alegatos. El letrado cargó contra las conclusiones del fiscal, indicando que las mismas fueron “parcializadas”. “No se puede dar por cierto una parte de la declaración de los testigos, y luego, pedir que se los investigue por falso testimonio” expresó.

Guillamondegui dijo también que no se le puede adjudicar a su asistido lo mal que está instruida la causa: “Faltan pruebas para determinar que Fuenzalida sea el responsable del siniestro que se juzga. La única certeza que tenemos es la muerte de dos personas”.

Asimismo, indicó que “las víctimas iban sin cinturón de seguridad, la camioneta, además, no tenía el espejo retrovisor e iban excediendo la capacidad de pasajeros”.

En otro tramo de su alegato, Guillamondegui indicó: “Si bien Fuenzalida está situado en el lugar del siniestro, son contradictorios los informes técnicos con los testimonios, por lo que no se puede acreditar su responsabilidad? Por eso, pido la absolución de Fuenzalida y, en caso de ser declarado culpable, que la misma se materialice una vez que quede firme la sentencia”, concluyó.

Por su parte, la defensora Patricia Yebra, en representación también del imputado, hizo mención al resarcimiento solicitado por el actor civil de los hijos de la pareja fallecida y, en apretada síntesis, explicó que “es importante distinguir que solo perdieron a su mamá”.

Asimismo, hizo mención a que en la causa existe “una orfandad probatoria total en lo que se pretende cobrar por el daño material (?)”.