• Dólar
  • BNA $184.50 ~ $192.50
  • BLUE $379.00 ~ $383.00
  • TURISTA $303.60 ~ $316.80

35 C ° ST 36.34 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Juicio por Fernando Báez Sosa

Novena audiencia: declararán peritos, policías y funcionarios judiciales

Cuatro miembros de la PFA detallarán, cuadro por cuadro, las imágenes de video que utilizaron para identificar a los imputados a partir del trabajo de comparación facial-

12 Enero de 2023 07.27

Lo que ocurrió en Villa Gesell durante la madrugada del crimen de Fernando Báez Sosa quedó registrado en, al menos, diez videos extraídos de cámaras de seguridad, celulares de los imputados y de las notas que publicó Infobae. Gracias a dicho registro, durante la sexta audiencia del juicio, Javier Pablo Laborde, secretario del Ministerio Público Fiscal, logró reconstruir de manera cronológica lo ocurrido entre las 4.30 y las 6 del 18 de enero de 2020. Este jueves, los videos volverán a ser la clave del debate: cuatro efectivos de la Policía Federal Argentina expondrán cómo, a partir de este material audiovisual, realizaron la identificación facial de los agresores.

Aunque inicialmente estaban pautados catorce testigos, según supo Infobae, para la novena jornada la mayoría de ellos no será requerido por los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García, ni por la querella, encabezada por los abogados Fernando Burlando y Fabián y Facundo Améndola.

Los confirmados son Yanina Cuenca, Agostina Matticoli, Ricardo Gabriel Pisoli y Andrés Bruzzese, miembros de la PFA especializados en análisis facial, quienes declararán de manera conjunta a partir de las 9 ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1.

Los efectivos se centrarán en el análisis detallado y cuadro por cuadro de las imágenes de video incorporadas a la causa, que fueron utilizadas para tratar de identificar a los imputados a partir del trabajo de comparación facial.

Debido al volumen de material analizado, se espera una declaración que podría extenderse por varias horas.

Durante la etapa de la instrucción, la fiscal Verónica Zamboni dispuso “una pericia de video” sobre las filmaciones obtenidas con el objetivo de “obtener mayor nitidez”. Además, requirió “una pericia de cotejo fílmico y análisis comparativo facial” para determinar si las personas que se observaban en las imágenes fílmicas se correspondían, o no, con alguno de los (por aquel entonces diez) imputados.

Según consta en la requisitoria, Zamboni solicitó que el cotejo se realizara a base de las fotografías que fueron tomadas a los imputados con el previo consentimiento de los mismos, las de los registros del sistema informático de las Oficinas Técnicas de Identificación de Personas (O.T.I.P.) de Dolores y, eventualmente, las del Registro Nacional de las Personas (RENAPER).

Para ello, Yanina Cuenca, Agostina Matticoli, de la División Individualización Criminal, confeccionaron informes periciales de cotejo facial, realizando relevamiento de los videos donde se registraron los hechos (Le Brique) y de las secuencias donde los imputados se encontraron en un local de comidas rápidas, cerca del lugar donde se produjo el homicidio.

Posteriormente, el Subcomisario Andrés Nicolás Bruzzese, actual 2° Jefe de la División de Individualización Criminal, y el Inspector Ricardo Ariel Pisoli, de la División Fotografía Policial realizaron un mejoramiento de las imágenes de diversas filmaciones incorporadas a la causa. Al momento de su intervención, ambos oficiales integraban la Unidad Criminalística de Alta Complejidad (U.C.A.C.).

Gracias al resultado de esas pericias se logró, por ejemplo, identificar a cinco de los agresores en el momento en que fueron interceptados por personal policial en la puerta del “Supermercado Marina”, ubicado a media cuadra de Le Brique.

“Se determinó por cotejo facial a través capturas, y por cotejo de vestimentas, por el análisis realizado que los sujetos eran Matías Benicelli, Enzo Comelli, Ciro Pertossi, Juan Pedro Guarino (sobreseído) y Luciano Pertossi”, indicó Zamboni en la requisitoria.

La identificación facial también permitió distinguir a tres de ellos en el local de comidas rápidas de la cadena internacional McDonald's tanto en la planta baja (zona de cajas y entrega de pedidos y hall de mesas) y la planta alta (sector de mesas).

“En dicho análisis se sectorizaron las filmaciones, y los individuos que guardaban características faciales con los individuos indubitables, pudiéndose visualizar allí a Lucas Pertossi, Blas Cinalli y Máximo Thomsen”, explica la elevación a juicio.

El debate, que ya lleva transcurrido más de una semana, reunió más de 65 testigos. En la audiencia del miércoles declararon los peritos que realizaron las pericias de ADN, químicas y de sangre de las manchas hemáticas de la ropa de la víctima y de los acusados tras el crimen.

Uno de los testimonios clave fue el de César Guida, responsable del Área Genética Forense del Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte de Ministerio Público Fiscal.

En su declaración, Guida aseguró que había ADN de Blas Cinalli en el meñique izquierdo de Fernando. Además, especificó en dónde se halló material genético de la Fernando Báez Sosa.

De su descripción se desprendió que había manchas de sangre de la víctima en cuatro prendas de vestir y en tres zapatillas de los imputados. ¿De quiénes eran? Fue el abogado Fernando Burlando quien les puso nombre y apellido a los dueños de esa ropa: Matías Benicelli, Ciro y Luciano Pertossi y Máximo Thomsen.

Todavía restan seis jornadas para terminar de exhibir las pruebas.