La Plata

Un hombre decapitó a su mamá, puso la cabeza en un balde y se entregó a la policía

Tiene 41 años y sufre trastornos de bipolaridad. La Justicia de La Plata intentará determinar si es imputable.

23 Noviembre de 2021 12.52

“Maté a mi mamá”, dijo este domingo por la tarde un hombre de 41 años al entrar a una comisaría de La Plata. El sujeto llevaba un pantalón de vestir, camisa y zapatos. Tras la breve y contundente confesión, le dio a los policías las llaves de su casa y explicó: “Me vine a entregar”.

La reacción fue inmediata. Una patrulla, con el asesino confeso y un testigo, salió en dirección a la vivienda del presunto matricida, ubicada en la calle 82 entre 12 y 12 bis. La escena que encontraron en su interior era efectivamente macabra.

Los restos de Martha Gutiérrez, de 73 años, estaban tapados con un acolchado y su cabeza estaba en un balde, al costado del cuerpo y dentro de una bolsa de residuos completamente cerrada.

Investigan cuál fue le móvil del crimen

El hombre ahora detenido se entregó en la comisaria 8va. de La Plata, pero en ningún momento hizo mención a los motivos por los cuales mató a su madre. En plena investigación, los primeros testimonios hablaron sobre “un problema de índole familiar” que mantenía enfrentados a madre e hijo y las discusiones entre ellos eran “fuertes y diarias” desde hacía años, publicó el portal 0221.

En ese sentido, la hipótesis más firme apunta a que el acusado tenía la intención de “descuartizar y hacer desaparecer” el cuerpo de la víctima. Sin embargo, solo llegó a decapitarla. Después “se dio una ducha, se puso un pantalón de vestir, camisa, zapatos, comió, se preparó el bolso y fue a la Departamental”, indicó una fuente policial.

Culto a entraterrestres y problemas psiquiátricos

El autor del matricidio es un expolicía con carpeta psiquiátrica y en las próximas horas la Justicia intentará establecer si es imputable. Según informaron los medios locales, ya había estado internado un tiempo en la clínica San Juan con un trastorno de bipolaridad.

Por otra parte, los peritos que trabajaron en el lugar constataron manchas de sangre en las paredes del living de la casa familiar, por lo que se presume que sería la escena primaria del crimen. También señalaron que la puerta de la casa tenía un candado y la habitación del hombre estaba llena de inscripciones extrañas con “leyendas raras de extraterrestres”.

En principio la causa fue caratulada como “homicidio”. Está previsto que en las próximas horas el detenido declare ante la fiscal a cargo de la investigación, Cecilia Corfield.