Tinogasta

Una joven denunció a su tío materno de haber abusado de ella cuando era una niña

Los hechos de abuso sexual iniciaron cuando la víctima tenía seis años y se extendieron hasta los diez. La fiscalía ya interviene en el caso. En la Capital, una madre denunció a su vecino por el abuso de su hijo.

17 Febrero de 2021 00.02

Actualmente, la víctima tiene 19 años. Hace varios años, se fue a vivir a la provincia de Chubut, llevándose consigo el calvario que padeció de niña cuando quedaba al cuidado de su tío, en el departamento Belén. 

A principios de mes, regresó de visita a la casa de sus padres y se encontró con su tío. La joven se quebró y le contó lo que le hacía cuando ella quedaba a su cuidado y su madre se iba a trabajar. También, le dijo que no contó nada antes porque estaba amenazada por su tío, lo que la motivó a marcharse al sur del país. 
Luego de escuchar el desgarrador relato de su hija, la familia acompañó a la joven a la comisaría local y denunciaron el abuso que padeció de niña. 
Como se trata de un delito de instancia privada, las fuentes consultadas no brindaron mayores detalles del relato de la muchacha. Sin embargo, trascendidos daban cuenta que cuando la hoy joven de 19 años tenía apenas seis vivía junto a su familia y su tío, el acusado, en la casa paterna de estos en el departamento Belén.  
Como su madre trabajaba, ella quedaba sola al cuidado del hombre en el domicilio, situación que era aprovechada por este para llevarla mediante engaños a su dormitorio, el que se encontraba en la parte posterior de la casa. 

La primera vez, según habría indicado en la denuncia la víctima, cuando estaba en el dormitorio, le comenzó a quitar la ropa, para posterior darle besos en sus partes íntimas como así también en todo el cuerpo. Mediante engaños y amenazas, el denunciado le decía a la niña que no le contara nada a su madre, por lo que ella guardó silencio. 

A medida que pasaba el tiempo, los abusos fueron más violentos, hasta que, finalmente, el tío la accedió carnalmente. 

Hecho que al igual que todos los otros abusos sexuales que sufrió, ocurrieron en el dormitorio del denunciado, suscitándose aquellos por varios años, hasta que cumplió los diez. 
Tras la denuncia de la víctima, el caso fue informado al fiscal de Tinogasta, Dr. Jorge Barros, quien impartió una serie de medidas para con la víctima y su acusado, pero sin que para este último se librara ninguna orden contra su libertad ambulatoria.