Conflicto en Andalgalá

“Esta es una lucha de pobres contra pobres”, dijo el intendente Córdoba tras los incidentes

El jefe comunal apuntó a la falta de diálogo con el Estado provincial y se mostró preocupado por la falta de comunicación con los principales referentes del oficialismo.

04 Mayo de 2022 08.53

Luego de los graves hechos ocurridos entre la tarde y noche de ayer en la Perla del Oeste en el marco del desalojo de los vecinos de Choya que estaban bloqueando el ingreso al proyecto Mara, el intendente de Andalgalá refirió sobre lo sucedido que el pueblo de Andalgalá “no es rebelde y que es un pueblo pensante con posiciones distintas”.

Luego del enfrentamiento, los ambientalistas atacaron la casa del fiscal de instrucción Martín Camps y la comisaría. Desde la visión de los anti mineros, estos acusaron represión. En este sentido el jefe comunal, Eduardo Córdoba abogó por la paz y marcó que en la noche de ayer envió un mensaje al primer mandatario de la Provincia, quien lo derivó con el ministro de Seguridad, a quien dijo que llamó pero que este no le respondió la llamada. “Nadie se ha comunicado con nosotros. Nadie dio la cara”, sentenció.

“Lo que pasó en Andalgalá es volver a contar una historia que nunca va a acabar, en tanto y en cuanto el gobierno provincial siga teniendo la misma postura y contradiciendo sus dichos. Creo que cuando se habla de diálogo, este tiene que ser tal”, apuntó el jefe comunal en diálogo con Radio Valle Viejo.

Luego Córdoba, al comentar sobre los incidentes dijo que esto fue fruto de la “ausencia” de quienes tienen que brindar “las ordenes de custodiar, garantizar la paz social y custodiar la seguridad de nuestros vecinos. Y una vez más me siento impotente porque lo que está pasando ahora es lo mismo que ha pasado un año atrás”.

En cuanto al punto del conflicto, que es la explotación de la empresa MARA, el intendente dijo: “esta es una lucha de pobres contra pobres que se pretende solucionar por fuera de nuestro pueblo. Me preocupa que el Estado deje en manos de una empresa la custodia del medio ambiente y que solo se hace presente para garantizar la operatividad”.

Causa ideológica

Desde la otra vereda, el Jefe de Policía de la provincia, Lic. Ángel Agüero se refirió a los incidentes marcando nuevamente que los efectivos policiales fueron “emboscados” y que el uso de la fuerza “fue el mínimo”. Apuntó que los vecinos “están en un causa ideológica contra la minería” y que las fuerza de seguridad solo actuaron en función de garantizar el libre tránsito.

“Este no fue el pueblo sino un grupo reducido que tiene antecedentes violentos”, indicó Agüero. Sobre el despliegue de las fuerzas acotó “tenemos que reguardar la integridad de los policías y hacer cumplir la ley”.