Juntos por el Cambio

La oposición cuestionó severamente la situación energética de la provincia

Las altas temperaturas y los cortes de luz movilizan no sólo a los usuarios sino también a la política local. Marcaron el enojo y cansancio de los usuarios por la ausencia de respuestas a la falta de servicios y sentenciaron que “la realidad mata al relato”.

11 Enero de 2022 20.53

Mediante comunicado Juntos por el Cambio cuestionó la política energética de Frente de Todos y volvió a la carga sobre las inversiones y la falta de respuestas a los continuos reclamos de la población, los cuales se visibilizaron en las últimas horas.

En este sentido desde sentenciaron que “la realidad mata al relato” y marcaron seguidamente que “han pasado 12 años de gestión del Frente de Todos en la provincia y los servicios públicos siguen dando que hablar. El enojo y hartazgo ciudadano en estos días, nace la de impericia en el manejo del servicio de agua y luz”. Luego añaden en la publicación que 

“El enojo y hartazgo ciudadano en estos días, nace la de impericia en el manejo del servicio de agua y luz”, señalan en el comunicado que “las altas temperaturas, pueden entenderse pero el desamparo y la asignación de la responsabilidad ante posibles cortes, solo en el consumo, es ver sólo una parte del problema. Desde tiempo inmemorial en cada verano en Catamarca nos agobia el calor, no pueden justificarse diciendo que lo que acontece no es previsible. Hace años que desde la oposición venimos planteando la necesidad de conocer la real calidad de servicio que tenemos. Sin embargo, en forma sistemática se niegan a evaluar el sistema y publicarlo, quizás porque saben cuánto dista la realidad del relato. Prueba de ello son los informes de funcionarios de tercer y cuarto nivel, sin responsabilidad política intentado salvar la situación”.

Preocupación

Desde el bloque de la Unión Cívica Radical, expresaron luego que la preocupación es por la carencia de servicios esenciales a la comunidad indicando que ahora “a la falta del servicio de salud del interior hay que agregarle la falta de luz, y si tienen luz, les falta gas a los equipos de aire acondicionado, en otras tantas falta oxigeno (hospital de Saujil, ayer)”. En el final describieron la realidad de estas últimas horas como “inhumana y de poca sensibilidad social” por no atender los requerimientos "vitales de una ciudadanía desamparada ante eventos naturales que tienen una gran responsabilidad humana y política".