• Dólar
  • BNA $817 ~ $857
  • BLUE $1065 ~ $1065
  • TURISTA $1307.2 ~ $1307.2

22 C ° ST 22.49 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Importante

Milei se reunirá con el CEO de Blackrock, el fondo de inversión más grande del mundo

El encuentro con Larry Fink será este mediodía y se desarrollará en forma virtual, anunció el vocero presidencial, Manuel Adorni; qué temas hablarán.

01 Febrero de 2024 12.14

El presidente Javier Milei se reunirá con el CEO de Blackrock, Larry Fink, el fondo de inversión más grande del mundo- El encuentro será a las 12 y se desarrollará en forma virtual, anunció el vocero presidencial, Manuel Adorni.

“Fink viene a ratificar un camino de inversiones de largo plazo, al igual que otros empresarios que se han reunido con el presidente”, indicó Adorni en su habitual conferencia de prensa.

Ante la pregunta de un periodista sobre si BlackRock podría participar en las privatizaciones que planea el Gobierno, Adorni dijo que “la reunión todavía no ocurrió pero hay intención de invertir en una Argentina lógica y previsible”.

Además de haber comprado títulos de deuda de Argentina, Blackrock adquirió acciones de empresas clave como Mercado Libre, Tenaris, Grupo Galicia, Banco Macro, Telecom, Pampa Energía, TGN, Arcos Dorados y Adecoagro, entre otras.

BlackRock tendría más de 1.600 millones de dólares en veinte bonos distintos según una lista que publicó la agencia Bloomberg.

Fundada en 1988, inicialmente como gestora de activos institucionales de renta fija y gestión de riesgos empresariales, BlackRock es la administradora de activos más grande del mundo, con USD 942.000 millones en activos bajo gestión. Fink dirige BlackRock desde 1992, considerada la empresa de gestión de activos más grande del mundo. El financista fue incluido por la revista Forbes en un listado de las 35 personas más poderosas del planeta.

Fink fue una de los pocas figuras de primer nivel de Wall Street que apoyó expresamente a la Argentina en el juicio con los “holdouts” que habían rechazado ingresar al canje de deuda de febrero de 2005 e iniciaron acciones judiciales contra el país. Fink llegó incluso a presentarse como “amicus curiae” de Argentina ante el tribunal de Nueva York y rechazó el fallo del juez Thomas Griesa.

El 25 de octubre de 2016, el CEO y fundador de BlackRock fue recibido por el entonces presidente Mauricio Macri. Fink le comunicó su interés de participar en el mercado inmobiliario de la Argentina e invertir en el área energética. De aquel encuentro en la Casa Rosada y participaron el entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y el asesor presidencial en materia de Inversión Extranjera, Horacio Reyser.

Fink le dijo a Macri que se la firma estaba evaluando instrumentos financieros para desarrollar viviendas en el paí y le señaló el interés de realizar inversiones a largo plazo en el shale oil y las energías renovables.

En noviembre de 2020, Fink participó de la conferencia “Reconstruyendo el futuro: la nueva normalidad”, organizada por el Banco Santander y ponderó la reestructuración de la deuda privada en moneda extranjera encarada por el gobierno argentino, pero advirtió que en la economía local persistía “una enorme volatilidad”. Y afirmó que por ese motivo “los costos siempre terminan recayendo en los inversores extranjeros”.

“En este momento no tenemos confianza. Es más, creo llevará mucho tiempo para que vuelva a haber inversiones privadas en la Argentina”, declaró el CEO de BlackRock en plena pandemia, aunque deslizó que estaba abierto a la posibilidad de asumir riesgo argentino si el “Gobierno nos devuelve la confianza para volver a invertir. Esperemos así sea”.

En este sentido, hay que recordar que el fondo BlackRock tuvo una complicada experiencia por el aumento de su exposición a deuda argentina durante la gestión de Mauricio Macri y fue una de las principales contrapartes en la negociación por el canje de títulos en dólares reestructurados en agosto de 2020 por Martín Guzmán, al frente del Palacio de Hacienda.

En el informe “2023 Midyear Outlook” el vicepresidente de BlackRock, Philipp Hildebrand señaló que la institución prefiere invertir en renta variable de mercados emergentes frente a los desarrollados, como opción táctica para captar rentabilidad, a un plazo de seis a 12 meses. Asimismo, en renta fija también incursiona en bonos emergentes emitidos en moneda local.