“No había que entregar glaciares”: la reacción de la oposición tras el anuncio del Gobierno por la compra de vacunas de Pfizer

Los principales referentes de Juntos por el Cambio cuestionaron las “demoras” en el acuerdo con el laboratorio estadounidense.

27 Julio de 2021 13.43

Minutos después de que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunciara la compra de vacunas Pfizer, los principales referentes de la oposición pusieron el foco en las "demoras" con que se logró el acuerdo. Hablaron de "dejar la ideología de lado" y enfatizaron en que se podrían haber evitado "miles de muertos".

"Fruto del esfuerzo de meses, en el día de ayer se firmó un acuerdo vinculante con el laboratorio Pfizer, es un acuerdo por 20 millones de dosis de vacunas durante 2021", había resaltado Vizzotti este martes en conferencia de prensa.

Si bien el acuerdo supone una noticia auspiciosa, teniendo en cuenta que esta dosis estadounidense está habilitada para adolescentes de 12 a 17 años, la oposición no dejó pasar las demoras en el acuerdo.

Una de las primeras en hacer referencia al respecto fue la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien dijo que se podrían haber evitado "miles de muertos".

"Finalmente la vacuna de Pfizer dejó de ser la entrega de la soberanía nacional, luego de vueltas oscuras y discursos inflamados. Con 8 meses de retraso, los argentinos tendremos una vacuna que hubiese evitado miles de muertes. Ahora la recibiremos para salvar nuestras vidas", escribió la ex ministra de Seguridad desde su cuenta de Twitter.

Casi en simultáneo, Mario Negri, titular del interbloque en Diputados, publicó un mensaje cargado de ironía: "Demoras exorbitantes de los laboratorios 'amigos', la donación de Biden, la presión de los padres de chicos que necesitan vacunas y de la oposición. ¡Y un día el Gobierno firmó con Pfizer! No había glaciares que entregar ni éramos juguete del mundo. Había que dejar la ideología".

El diputado cordobés se refirió así a las declaraciones del médico cirujano y asesor del Gobierno bonaerense Jorge Rachid, quien había asegurado que la famacéutica pidió recursos naturales. de la Argentina a cambio del contrato. "Nos opusimos a que no haya bienes embargables en la Argentina. Ellos pidieron entonces una nueva ley con bienes embargables, que incluía petróleo, glaciares, bonos y pin pun pan", había deslizado en una entrevista radial.

Para el presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, el acuerdo llegó "un año tarde y nunca sabremos el porqué".

Otro que se sumó a la polémica es el ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien habló de "sainete" y dijo que las demoras respondieron a "inclinaciones ideológicas".

El sanitarista agregó que "el Gobierno privilegió a sus socios geopolíticos Rusia y China y a sus socios locales".

Por su parte, Graciela Ocaña, quien acompaña a Diego Santilli en la lista de precandidatos por la provincia de Buenos Aires, se expresó en la misma línea: "Un año después, los argentinos podrán recibir las vacunas de Pfizer. Al final, no era la Ley de vacunas, no era la palabra negligencia o soberanía; eran los acuerdos geopolíticos firmados con Rusia que privaron a los argentinos tener a esta altura 13 millones de vacunas de Pfizer".

Además, otros diputados y dirigentes de Juntos por el Cambio cuestionaron el acuerdo por su "tardanza" y mencionaron las más de 100 mil muertes que registró el país desde el inicio de la pandemia.