Trotta habló de su salida del Gabinete y dijo que "no lo imaginaba"

A días de su salida del Gobierno, el ex ministro de Educación reveló que el vínculo con Alberto Fernández se había tensado fuertemente a partir de un episodio reciente; “Desde ahí no conversamos más”, reconoció.

25 Septiembre de 2021 14.01

A poco más de una semana de haber quedado fuera del Gabinete, el ex ministro de Educación, Nicolás Trotta, manifestó sorpresa por su salida del Gobierno y afirmó que “no imaginaba” que el Presidente tomaría esa determinación. Sin embargo, reconoció que tuvo varios desencuentros con Alberto Fernández y puntualizó sobre un episodio reciente que tensó fuertemente el vínculo entre ambos. “Desde ahí no conversamos más”, reveló.

“A mí me sorprendió la decisión del Presidente, más allá de que habíamos tenido diferencias públicas y desencuentros a lo largo de poco más de 20 meses de gestión ”, lanzó Trotta este mediodía en diálogo con Radio Rivadavia y sumó: “Pero bueno, creo que cuando uno colabora en un Gabinete siempre tiene que plantear lo que considera correcto”.

Al ser consultado sobre los episodios puntuales que generaron rispideces en el vínculo con Fernández, mencionó el “desencuentro público en el mes de abril vinculado a la presencialidad en el AMBA”. A continuación, le preguntaron si fue el jefe de Estado quien le informó su salida del Gabinete. Entonces, reveló la falta de diálogo que existía entre ambos.

“No he hablado con el Presidente desde el momento en el que tuvimos la discusión por ese intercambio vinculado a lo que fueron sus declaraciones vinculadas a una maestra en la Matanza. Él manifestó su mirada y yo sostuve la mía”, sentenció.

Acto seguido, contó que fue el entonces jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien le comunicó su expulsión de Gobierno “el día viernes, unos minutos antes del anuncio que llevó adelante la Casa Rosada”.

El episodio que tensó definitivamente el vínculo entre Fernández y Trotta tuvo su origen el 26 de agosto, con la viralización en las redes sociales de varios videos en los que una docente increpaba a un alumno por cuestionar al kirchnerismo.

En línea con referentes de la oposición, el entonces ministro de Educación consideró “injustificable” la actitud de la profesora. “Nosotros no avalamos bajo ningún punto de vista ninguna instancia de trabajo dentro del aula con esas características: ni lo que planteó la docente, ni la forma de vincularse o dirigirse a los estudiantes”, enfatizó al término de una reunión del Consejo Federal de Educación (CFE).

Más tarde ese mismo día, volvió a referirse al tema en televisión, incluso con mayor dureza. “Es injustificable ese accionar de la maestra, el tono con el que se comunica con sus estudiantes y la posición que asume”, lanzó en diálogo con A24 y completó: “El nivel de agresividad para con los alumnos no está bueno. El docente no está para imponer su posición, sino para fomentar el debate con mirada plural y democrática para que los chicos puedan construir su propio pensamiento, no por imposición por parte del docente”.

La contundente postura de Trotta fue desairada abiertamente apenas un día más tarde por el presidente Alberto Fernández.

“Ayer escuchaba un enorme cuestionamiento a una maestra que se tensa en un debate con un alumno. Yo soy profesor de la Universidad de Buenos Aires hace 37 años y siempre he dicho que lo más importante que un profesor tiene que hacer es sembrarles dudas a los alumnos”, señaló el jefe de Estado en Radio 10 y agregó: “Si esa maestra que discutió tan acaloradamente le puso 1 al alumno como consecuencia de la discusión, es reprochable. Pero que haya tenido ese debate es formidable, porque abre la cabeza e invita a pensar”.

Seguidamente, sostuvo que “es evidente que el chico tiene una idea formada que es resultado de escuchar cosas dichas, como que el peronismo gobernó los últimos 70 años, y lo repite y ella se exalta porque sabe cómo es la verdad”. No obstante, en ningún momento hizo alusión a las interrupciones, los gritos y los insultos proferidos por la docente al dirigirse al alumno.

Por otra parte, Trotta dio una entrevista en la que, si bien dijo que no guarda rencores por su salida, comenzó a manifestarse en tono crítico sobre el Gobierno. “Pensar que por lo que se haga en 50 días la sociedad votará de una manera distinta es subestimar a la gente”, dijo en relación con la batería de medidas anunciadas esta semana por el Ejecutivo.

Sobre el cierre de escuelas durante todo 2020 y el tardío retorno a la presencialidad, destacó que el impacto de la pandemia “cambió radicalmente la agenda” que el Gobierno había asumido cuando llegó al poder en 2019, pero aclaró que aun así lograron poner “a la educación en un proceso de recuperación después de años”.

“Salvo Uruguay, en 2020 todos los países de la región tuvieron la presencialidad más o menos como la tuvo la Argentina, algunos mucho menos”, defendió su gestión. Sin embargo, también en esa oportunidad refirió a los desencuentros con el jefe de Estado.

“He tenido algunas diferencias con el Presidente por la presencialidad en las escuelas. Él tenía una agenda de mucha preocupación en lo que iba a ser el impacto de la segunda ola y nosotros planteábamos un cierre parcial, no total”, recordó.