Café literario: un espacio para profundizar en el conocimiento del Beato Esquiú

05 Mayo de 2022 12.55

En la noche del miércoles 4 de mayo, se llevó a cabo el café literario sobre el Beato Mamerto Esquiú, en el marco de la nutrida programación propuesta por la Diócesis de Catamarca, para conmemorar el 196° aniversario de su natalicio, el próximo 11 de mayo.
 

El salón Beato Mamerto Esquiú, del Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle (Ceculd), fue colmado por un variado público que se dio cita para escuchar a los disertantes, en este caso al Fray Pablo Reartes, sacerdote franciscano miembro de la Comisión Pro-Canonización, y al Prof. Mario Daniel Vera, historiador. Ambos son especialistas de la vida y obra del Beato catamarqueño y dejaron plasmados sus conocimientos en sendas obras literarias, la más reciente es autoría del fraile Pablo Reartes y se titula “Beato Mamerto Esquiú, un catamarqueño a los altares”, un valioso aporte fruto de un exhaustivo trabajo durante la pandemia.
 

El Pbro. Oscar Tapia, Director General del Ceculd, dio la bienvenida a los presentes y comentó que esta propuesta forma parte de la Cátedra Esquiú, generada hace 8 años, aproximadamente, y en esta ocasión se abrió para profundizar en el conocimiento del Beato Esquiú a partir de las reflexiones de los expositores invitados. 
 

El profesor Vera se refirió al contexto histórico en el que vivió el Beato Esquiú, a quien consideró “un hombre fundamental para la historia argentina, pero también fundamental en el presente y en el futuro de nuestra Nación”.
También aseveró que en la historia argentina, marcada por la antinomia, emerge como “el santo de la unidad”, “el santo del ciudadano comprometido con su patria”. Por ello, “frente a los paradigmas foráneos, como docentes presentamos a nuestros jóvenes a Esquiú como verdadero modelo a seguir, a imitar”, dijo, apuntando que “si logramos que nuestros dirigentes, directivos, comunicadores sociales, nuestros padres en esa matriz social que es la familia, se conozca la vida de Esquiú, sus sermones, sus escritos, podremos construir esa Patria que anhelamos, suavizando las antinomias, para construir un solo país con los valores que Esquiú tenía tan presentes en su vida y que lo llevaron a los altares”.
 

Por su parte, Fray Pablo Reartes reflexionó acerca de la vida de santidad del Beato Esquiú y la próxima canonización, recordando primeramente el trascendental acontecimiento del 4 de septiembre “cuando la Iglesia beatificó a Fray Mamerto Esquiú, quien ya goza de la bienaventuranza eterna, es un ciudadano del cielo, y ya se le puede dar culto público a nivel local”, explicó.
Asimismo comentó que ya se está estudiando un posible milagro dentro del proceso de canonización.
Destacó la vida virtuosa de Esquiú desde muy joven y el itinerario espiritual de “un hombre multifacético, fue periodista, desempeñó unos 20  oficios dentro de la congregación”, él “se destaca por ser un fraile menor, sacerdote y obispo, un obispo muy solícito que si bien tuvo dos años de episcopado, en ese tiempo realizó una obra tremenda”, enfatizó. 
 

“Fray Mamerto plasmó su vida de oración, su itinerario espiritual, durante 21 años escribió su diario personal, hasta cuatro días antes de fallecer”, contó a la audiencia. 
Respecto de su obra, el fraile señaló que “trata de transmitir la vida de Fray Mamerto Esquiú a través de sus escritos, que nos llegan gracias al fraile Mamerto González”, y nos ayuda a “conocer cómo hizo su vida espiritual y cómo vivió la santidad”. También expresó su anhelo de “que Fray Mamerto Esquiú suscite muchas vocaciones a la santidad”, a la vez que invitó a todos a “formarnos, estudiar la vida del santo, que es lo que nos toca a los catamarqueños para dar testimonio de su vida”.
 

Concluidas las exposiciones, se inició la instancia de diálogo con los disertantes momento en que los participantes expresaron sus preguntas, inquietudes y aportes.