Angelus

Papa Francisco saludo al nuevo Beato Esquiú

web

05 Septiembre de 2021 08.52

El Papa Francisco recordó que ayer sábado se celebró la ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú en Catamarca y destacó su ejemplo de “celoso anunciador de la Palabra de Dios, para la edificación de la comunidad eclesial y civil”.

Como es tradición, después del Ángelus dominical, el Santo Padre destacó la reciente beatificación de Mamerto Esquiú, fraile franciscano menor y Obispo de Córdoba (Argentina) y exclamó: “¡Por fin, un beato argentino!”. Ante numerosos fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa Francisco indicó que el Beato Mamerto Esquiú “fue un celoso anunciador de la Palabra de Dios, para la edificación de la comunidad eclesial y civil”.

“Que su ejemplo nos ayude a unir siempre la oración y el apostolado, y a servir a la paz y a la fraternidad. ¡Un aplauso al nuevo Beato!”, señaló el Papa.

La ceremonia

La ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú fue celebrada por la mañana de ayer en la explanada de la Iglesia de San José de Piedra Blanca, en la provincia argentina de Catamarca.

La beatificación fue presidida por el delegado papal y Arzobispo emérito de Tucumán, Cardenal Luis Héctor Villalba y concelebrada por el Arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos José Ñáñez; el Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc; y el Nuncio Apostólico, Mons. Miroslaw Adamczyk, junto a varios obispos y sacerdotes diocesanos y de la Orden Franciscana de Hermanos Menores, de la que formó parte el nuevo Beato.

La fiesta litúrgica será el 11 de mayo de cada año, aniversario del natalicio del nuevo beato.

Francisco, en sus palabras dijo: "Ayer, en Catamarca, en Argentina, fue beatificado Mamerto Esquiú, fraile menor y obispo de Córdoba, en fin, un Beato argentino. Fue un vigoroso anunciador de la Palabra de Dios para la edificación de la comunidad eclesial pero también de la civil. Que su ejemplo nos ayude a unir siempre la oración y el apostolado, y a servir a la paz y a la fraternidad. ¡Un aplauso al nuevo Beato!".