• Dólar
  • BNA $134.00 ~ $142.00
  • BLUE $290.00 ~ $294.00
  • TURISTA $221.10 ~ $234.30

14 C ° ST 11.9 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Monumental

Godoy Cruz derrotó a River por 2 a 0 en la Liga profesional

Con Matías Suárez lesionado y Maidana suspendido, el Millonario volvió a decepcionar frente a El Tomba. Viene de quedar eliminado de la Copa Libertadores a manos de Vélez.

10 Julio de 2022 20.28

Luego de la eliminación a manos de Vélez en la Copa Libertadores, River Plate no consigue despertarse: perdió 2-0 ante Godoy Cruz en el Monumental por la séptima fecha de la Liga Profesional. Martín Ojeda y Gonzalo Abrego anotaron para los mendocinos, que lograron su primer triunfo como visitantes en el torneo. El dueño de casa, ya sin Julián Álvarez y Enzo Fernández, y con Matías Suárez lesionado y Maidana suspendido, volvió a exhibir una pálida imagen, lejos de las mejores épocas de la era Gallardo, que terminó siendo expulsado.

Con presión en la salida y plantándose de igual a igual, como lo hizo en La Bombonera el torneo pasado, el Tomba incomodó al Millonario, que se vio obligado a buscar en largo a Beltrán y Romero, casi sin poder hacer escala en el mediocampo. Sólo vio algo de claridad cuando Aliendro logró liberarse de la marca.

En contrapartida, la visita, con mucha movilidad y un juego directo, aprovechando la marca en línea del local, resultó profunda en ofensiva. A los 16 minutos, un centro de Abrego casi resulta desviado en el área chica. A los 7, Allende cabeceó de frete, pero su intento salió desviado. Y a los 20, golpeó: Ojeda se filtró entre los centrales, le puso el cuerpo a González Pirez y definió. El asistente Vázquez marcó offside, aunque el VAR rectificó correctamente: 1-0.

Y casi no pudo reaccionar la Banda. Porque a los 23 los mendocinos volvieron a conectar en velocidad y gritaron de nuevo. Bullaude estiró para el avance por izquierda de Ojeda, quien centró y halló el botín de Abrego, quien rubricó el 2-0.

El panorama pudo ser peor para el dueño de casa: González Pirez debió haber sido expulsado por un planchazo por el cual solo recibió amarilla (y el VAR no convocó al árbitro a revisar). Y apenas pudo generar mediante alguna pelota parada, a los 29, cuando el central ex Estudiantes conectó un centro y atrapó la pelota el Ruso Rodríguez, bien ubicado.

El partido le hizo un guiño a River antes del descanso, con la polémica expulsión a Ferrari por doble amarilla en una misma acción; sólo un eslabón del pobre arbitraje de Lamolina.

Gallardo no perdió el tiempo: metió cuatro cambios en el entretiempo. Entraron David Martínez, el Yacaré Herrera, Santiago Simón y Esequiel Barco. Luego completó el operativo por la remontada con Juanfer Quintero. Ante un rival que buscó no meterse atrás, debió agudizar el ingenio para lastimar. Cuando dialogaron Aliendro, Simón y el colombiano, los huecos aparecieron.

Allí surgió el Ruso Rodríguez. A los 8 y a los 15, para tapar ante Aliendro y Simón. A los 18, ante un cabezazo a quemarropa de Beltrán. Y a los 21, frente a un remate de Paulo Díaz.

Pero el cronómetro jugó a favor del Tomba, a pesar de que desperdició varias réplicas prometedoras. Supo cerrarle los caminos a su adversario y ganar tiempo generando faltas, sobre todo desde Ojeda. Salvo por el cambio de disposición en el encuentro, no resultó notorio el hombre de más de River.

El epílogo solo ofreció la roja a Aliendro (por un pisotón a Andrada, también a instancias del VAR) y la expulsión de Gallardo, por un exabrupto cara a cara con Lamolina, porque le parecieron exiguos los cinco minutos de adición. El DT no abandonó el campo de juego y seguramente sabe que el juez, pese a su floja actuación, ofició de chivo expiatorio. Tiene mucha tarea para el hogar (o para el River Camp) para volver a dar a luz un equipo a la altura de lo que su capacidad ha conseguido cada vez que por las ventas se le desarmó el plantel.