La abuela de 82 años que abrazó a Riquelme en Santiago del Estero cumplió su sueño: conoció la Bombonera

Sara fue invitada por Boca y se llevó la número 10 firmada por Rompan, quien tuvo un gran gesto con ella en la previa del partido contra Patronato, por la Copa Argentina.

30 Septiembre de 2021 16.27

Hace 8 días, el abrazo de Sara y Juan Ramón Riquelme en Santiago del Estero fue furor en la previa del partido entre Boca y Patronato por la Copa Argentina. Entre miles de hinchas que querían un saludo, un autógrafo o una foto, el gran ídolo xeneize se detuvo delante de esta abuela de 82 años para saludarla, abrazarla, y sacarla por encima de las vallas porque corría riesgo de ser aplastada.

Hoy, Sara cumplió uno de sus grandes sueños: conoció la Bombonera. Ella nunca había estado en la cancha de Boca, como ocurre con muchos hinchas del interior del país que no tienen la suerte de conocer “el templo” de la pasión xeneize. El vicepresidente le prometió traerla a Buenos Aires para que entre a la Bombonera y cumplió. Además, le regaló una camiseta con el número 10 y su nombre.

En el último cruce, el Xeneize eliminó por penales a su clásico rival de la Copa Argentina. El Millonario quiere ganar para dar otro paso en la lucha por el campeonato.

Riquelme quedó emocionado por el cariño que le demostró Sara en la puerta del hotel de Boca en la capital santiagueña. Por eso desde el club organizaron todo para que pueda viajar y se lleve un momento inolvidable.

“Yo no podía creer que estaba con él. Ni en un sueño. “Cuidate mucho, cuidate”, me decía Román”, le contó Sara al sitio oficial de Boca, y agregó: “Yo me agarré de las vallas y no me pudo mover nadie de ahí. De repente me encontré en los brazos de Juan Román, y cuando me levantó fue una gran emoción, fue más que un sueño. Román es Dios para mí. Jamás en mi vida pensé que podía llegara este a los 82 años”.

“No conocía la Bombonera ni el barrio de La Boca. Soy hincha de Boca desde los 7 años. Me hice hincha cuando vi el escudo por primera vez. Cuando Boca juega yo estoy presente siempre adelante del televisor”, agregó.

“Dios me bendijo con un ángel”, remató Sara en referencia al histórico 10 de Boca.

En Santiago del Estero le trajo se hizo famosa. Todos ahora saben que la abuela Sara estuvo en brazos de Riquelme y conoció la Bombonera. Como en un sueño. En el mejor de los sueños.