• Dólar
  • BNA $885.5 ~ $885.5
  • BLUE $985 ~ $985
  • TURISTA $1416.8 ~ $1416.8

14 C ° ST 13.53 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Starlink a punto de aterrizar en Argentina: precios, dónde comprar y todo lo que necesitas saber

La compañía de internet satelital de Elon Musk, está a días de revolucionar la conectividad a nivel nacional. Su servicio de alta velocidad estará disponible en todo el país, y los interesados podrán adquirir el kit fácilmente a través de sitios web y comercios seleccionados

17 Marzo de 2024 08.32

Starlink, la innovadora compañía de internet satelital fundada por Elon Musk, según fuentes cercanas a Infobae, se encontraría en la recta final de su desembarco en Argentina. El lanzamiento oficial estaría previsto para fines de marzo o principios de abril de 2024, la empresa ultima los preparativos logísticos para brindar su servicio de conectividad de alta velocidad en todo el territorio nacional.

La constelación de Starlink, compuesta por más de 5.500 satélites de baja órbita, promete velocidades de internet promedio de 200 Mbps. Esto representa una significativa mejora respecto a la situación actual del país, donde según el último CABASE Internet Index, casi el 11% de los hogares cuenta con una velocidad de conexión inferior a los 6 Mbps, mientras que el 47% supera los 50 Mbps.

Los argentinos podrán adquirir el kit de internet Starlink directamente desde el sitio web de la compañía o a través de retailers autorizados, como Mercado Libre, Frávega y Cetrogar, que podrían ofrecer pagos en cuotas. Será el primer país donde se lanzaría simultáneamente la venta online y física. El proceso de compra y configuración estaría diseñado para ser lo más sencillo posible. El usuario podrá elegir su plan de internet desde una aplicación en español y acceder a soporte al cliente en su idioma natal.

Una de las principales ventajas de Starlink es la flexibilidad que ofrece. No existen contratos de servicio ni obligaciones a largo plazo, brindando a los clientes total libertad para cancelar o suspender el servicio cuando lo deseen. Además, gracias a la portabilidad de la antena, los usuarios pueden llevar su conexión a internet adonde quiera que vayan, ya sea de vacaciones o en caso de mudanza.

Aunque en centros urbanos con buena calidad de internet Starlink puede no ser imprescindible, su valor se hace evidente en aquellas zonas donde la conectividad actual es deficiente o inexistente. La facilidad de instalación, que se realiza en pocos minutos, permite llevar internet de alta velocidad a prácticamente cualquier rincón del país.

Starlink está a punto de completar su despliegue en Sudamérica, con Argentina, Uruguay y Bolivia siendo los últimos países de la región en recibir el revolucionario servicio de internet satelital.

Este es el sitio web oficial de Starlink (https://www.starlink.com/) donde, una vez que el servicio esté disponible en Argentina, los usuarios podrán realizar la compra directa del kit de internet satelital. La aplicación para la instalación está disponible Google Play y Apple Store.

starlink

Captura de pantalla del sitio web oficial de Starlink, donde los argentinos podrán adquirir directamente el kit de internet satelital una vez que el servicio esté disponible en el país.

En cuanto a los costos, se estima que el kit tendrá un precio aproximado de 500 mil pesos argentinos, mientras que el servicio mensual oscilará entre 50 y 60 mil pesos. Si bien estos montos pueden parecer elevados, están en línea con los precios del resto de Latinoamérica y son más accesibles que en Estados Unidos, reflejando la política de Starlink de adaptarse al poder adquisitivo de cada región.

La llegada de Starlink se produce en un contexto de aumentos en los precios de internet en Argentina. Tras la intervención del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) por 180 días, las empresas de telecomunicaciones incrementaron sus tarifas un 14% en enero y más del 29% en febrero en promedio. Otras compañías de internet satelital, como Orbith, ofrecen velocidades de 50 Mbps por $49.669 mensuales.

Con su inminente desembarco, Starlink se posiciona como una alternativa prometedora para mejorar la conectividad en Argentina. Su tecnología satelital, flexibilidad en los planes y facilidad de instalación auguran un futuro más conectado para el país. Resta ver cómo se adaptará al mercado local y si logrará atraer a suficientes usuarios dispuestos a pagar sus tarifas en un contexto económico desafiante.

El vínculo Milei-Musk: respeto, elogios e inversiones

Desde su victoria en las elecciones presidenciales, Javier Milei y Elon Musk, el reconocido empresario dueño de Tesla y SpaceX, entre otras compañías, han ido estrechando su relación. El vínculo entre ambos se ha manifestado a través de señales de respeto mutuo en las redes sociales y elogios públicos cruzados.

De acuerdo con fuentes cercanas al presidente Milei, se están llevando a cabo negociaciones para acordar una fecha en la que Musk visite Argentina y sea recibido por el mandatario en Buenos Aires, lo cual podría marcar un hito en la relación entre ambos.

La posible visita de Musk podría consolidar la inversión en Argentina de algunas de sus empresas, como Starlink, que ya se encuentra en proceso de desembarco en el país para ofrecer servicios de internet satelital. De hecho, poco después de asumir la presidencia, Milei anunció la desregulación de los servicios de internet satelital para permitir el ingreso de empresas como Starlink, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia.

Tras ganar las elecciones en noviembre pasado, Milei se comunicó telefónicamente con Musk, que lo llamó desde su teléfono personal y, con la asistencia de traductores aportados por la canciller Diana Mondino, los dos hablaron sobre economía y las ideas que el libertario tenía para su gestión.

Desde entonces, la relación entre ambos se ha ido intensificando. A mediados de enero, el CEO de Tesla destacó en su cuenta de X, red de la que es propietario, la intervención realizada por el libertario en el Foro Económico Mundial de Davos. Musk compartió el discurso completo de Milei, lo que generó gran repercusión en el mundo libertario estadounidense y global.

Starlink es un proyecto de SpaceX, la compañía de exploración espacial fundada por Elon Musk, que tiene como objetivo proporcionar acceso a internet de alta velocidad y baja latencia en todo el mundo, especialmente en áreas remotas y subatendidas, mediante una constelación de satélites en órbita terrestre baja (LEO).

La idea de Starlink surgió en 2015, cuando Musk anunció sus planes para crear una constelación de satélites que podría proporcionar internet de banda ancha a nivel mundial. En 2018, SpaceX recibió la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos para lanzar 4,425 satélites, y posteriormente solicitó la aprobación para lanzar 12,000 satélites adicionales.

El primer lanzamiento de prueba de Starlink tuvo lugar en febrero de 2018, cuando SpaceX puso en órbita dos satélites de demostración llamados Tintin A y Tintin B. En mayo de 2019, la compañía lanzó los primeros 60 satélites operativos de Starlink, marcando el inicio de la implementación de la constelación.

Desde entonces, SpaceX ha realizado múltiples lanzamientos, colocando en órbita más de 5 mil satélites Starlink hasta la fecha. La compañía planea continuar lanzando satélites regularmente con la posibilidad de expandirse a 12,000 o más en el futuro.

En octubre de 2020, SpaceX inició una fase de prueba beta de Starlink, llamada “Better Than Nothing Beta”, que permitió a un número limitado de usuarios en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido probar el servicio. Desde entonces, la compañía ha ampliado gradualmente la disponibilidad del servicio a más usuarios y regiones.

Starlink tiene el potencial de revolucionar el acceso a internet en todo el mundo, especialmente en áreas donde la infraestructura terrestre es limitada o inexistente. Con su servicio de internet de alta velocidad y baja latencia, Starlink podría tener un impacto significativo en la educación, la atención médica, las comunicaciones y el desarrollo económico en estas regiones. (Fuente Infobae)