Bill Gates dijo que las vacunas contra el COVID-19 son esenciales pero que les falta dos cosas claves

“Las vacunas que tenemos previenen muy bien la enfermedad grave y la muerte, pero les faltan dos cosas clave”, dijo Gates -quien donó casi 2 mil millones de dólares para las vacunas contra el COVID-19.

.
. .

13 Enero de 2022 13.23

El fundador de Microsoft y uno de los hombres más preocupados por la lucha contra el coronavirus y las enfermedades infecciosas, se refirió en las últimas horas a la eficacia de las vacunas y a lo esenciales que resultaron para combatir la pandemia provocada por el COVID-19. Bill Gates se refirió a la importancia de los inmunizadores -sin hacer referencia a alguna marca o procedencia específica- pero dijo que dos factores deberían ser tomados en cuenta para los próximos desarrollos.

“Las vacunas que tenemos previenen muy bien la enfermedad grave y la muerte, pero les faltan dos cosas clave”, dijo Gates -quien donó casi 2 mil millones de dólares para las vacunas contra el COVID-19- al responder una pregunta sobre lo que marcaría la mayor diferencia para acabar con la pandemia cuanto antes.

Gates, confiado en que las vacunas sí salvaron que el coronavirus continuara matando vidas, señaló sin embargo: “En primer lugar, siguen permitiendo las infecciones y la duración parece ser limitada. Necesitamos vacunas que eviten la reinfección y tengan muchos años de duración”.

Estacional

El aumento global de casos impulsado por Ómicron, que es más transmisible que otras variantes como la Delta, previamente dominante, puso en alerta al mundo entero una vez más. Sin embargo, el final de la pandemia podría estar más cerca de lo esperado, según vaticinó Gates.

En su conversación con Sridhar, el filántropo y arduo defensor de la salud en la población, afirmó que ve luz al final del túnel. “A medida que los países experimenten la ola de Ómicron, sus sistemas de salud serán desafiados. La mayoría de los casos graves serán personas no vacunadas. Una vez que Ómicron pasa por un país, el resto del año se deberían ver muchos menos casos, así el COVID podrá tratarse más como la gripe estacional”, apuntó Gates.

Y prosiguió: “No es probable que haya una variante más transmisible, pero nos ha sorprendido mucho durante esta pandemia. Ómicron creará mucha inmunidad al menos durante el próximo año”.

También alertó que “es posible que tengamos que aplicarnos dosis de la vacuna contra el COVID de manera anual durante algún tiempo”. “Tedros Adhanom Ghebreyesus (director general de la OMS) ha comenzado la conversación sobre cómo evitar la próxima pandemia, lo cual es importante”, afirmó.

El jefe de la OMS dijo hoy en una conferencia de prensa que “si bien Ómicron causa una enfermedad menos grave que Delta, sigue siendo un virus peligroso, en particular para quienes no están vacunados”.

“No debemos permitir que este virus viaje gratis ni ondear la bandera blanca, especialmente cuando tantas personas en todo el mundo siguen sin vacunarse”, dijo, y agregó que la “abrumadora mayoría” de las personas ingresadas en los hospitales no están vacunadas.

“Más transmisión significa más hospitalizaciones, más muertes, más personas sin trabajo, incluidos maestros y trabajadores de la salud, y más riesgo de que surja otra variante que sea aún más transmisible y más mortal que Ómicron“, advirtió Adhanom Ghebreyesus.