Tragedia

Bulgaria: 46 personas murieron calcinadas en un ómnibus

Doce eran menores de edad. La mayoría eran de Macedonia del Norte, un país vecino. Solo siete pasajeros sobrevivieron.

23 Noviembre de 2021 20.53

Cuarenta y seis personas, entre ellas 12 menores de edad, murieron calcinadas en la madrugada de este martes en Bulgaria luego de que el autobús en el que viajaban se incendió en una autopista y los pasajeros quedaron atrapados dentro del vehículo.

La mayoría de las víctimas eran originarias de Macedonia del Norte, donde estaba matriculado el micro. Solo siete personas consiguieron escapar a las llamas.

El primer ministro de este país vecino de Bulgaria, Zoran Zaev, viajó inmediatamente a Sofía para reunirse en el hospital con los heridos del siniestro, el más grave de la última década en Europa.

Macedonia del Norte declaró tres días de duelo nacional, mientras que este miércoles Bulgaria y Kosovo también realizarán un día de duelo.

El trágico hecho ocurrió a las 02:00 hora local en una autopista cerca del municipio de Bosnek, 40 kilómetros al sur de la capital Sofía. El vehículo volvía a Skopje, la capital de Macedonia del Norte, tras haber realizado un viaje a Turquía.

Las imágenes difundidas por la televisión mostraron los restos carbonizados del autobús, que chocó contra el guardarraíl de seguridad por motivos que todavía se desconocen.

El ministro búlgaro de Interior, Boiko Rashkov, calificó la escena del siniestro como “aterradora”. “Nunca vi nada igual” dijo, y agregó que las tareas de identificación de los fallecidos serán complicadas.

Según las primeras observaciones en el lugar, donde se podían ver los restos calcinados del vehículo, “podemos suponer que estaban vivos en el momento del choque e intentaron salir del autobús” pero las puertas estaban cerradas, señaló el fiscal adjunto Borislav Sarafov.

“El conductor murió en el acto, con lo que no había nadie que pudiera abrir las puertas” y permitir a los pasajeros escapar explicó el jefe de la policía nacional, Stanimir Stanev. Los siete sobrevivientes, entre ellos un adolescente de 16 años, viajaban en la parte trasera del micro, donde lograron romper una ventana y huir del fuego.

“Es una gran tragedia” aseguró Zoran Zaev, recordando la edad de los fallecidos. Doce de las víctimas tenían menos de 18 años, entre ellos dos gemelos de cuatro años, y el resto tenía entre 20 y 30 años.