Dos muertos en Perú por las olas generadas tras la erupción de un volcán en Tonga

Dos mujeres murieron ahogadas tras ser arrastradas por el "oleaje anómalo'' en una playa de la costa del Pacífico

16 Enero de 2022 07.57

Dos mujeres murieron ahogadas en Perú tras ser arrastradas por un "oleaje anómalo'' en una playa de la costa del Pacífico, según anunciaron este sábado las autoridades peruanas, que vincularon el hecho con la erupción volcánica en Tonga. En otra playa las olas inundaron restaurantes cercanos al mar más de 10 horas después del tsunami que sacudió a Tonga.

Heyner Quiroz, de 46 años, y Wendy Altamirano, de 23, "fueron sorprendidas por las olas" sucesivas que las jalaron y ahogaron en la playa de Naylamp, en la región norteña de Lambayeque, según confirmó la defensa civil a la agencia AP.

Las mujeres fueron rescatadas del agua y recibieron primeros auxilios sin éxito, según dijo a la policía Casinaldo Altamirano, esposo de Quiroz y tío de Altamirano. El hombre indicó que estaban pasando una tarde en familia cuando aparecieron las olas.

Medios locales mostraron fotografías de las dos mujeres colocadas en la parte posterior de una camioneta del gobierno regional. Dalmiro Velasque, jefe de la policía municipal de Lambayeque, dijo a la radio local RPP que las olas arrastraron a las mujeres de "manera repentina''.

La defensa civil de Perú informó antes que la playa de El Chaco, del distrito de Paracas, a 217 kilómetros al sur de la capital peruana, una leve subida del nivel mar anegó la calle aledaña al Pacífico y los restaurantes que se encuentran en la zona, aunque sin daños materiales y humanos.

La policía mostró en su cuenta de Twitter un video donde agentes llenaban y colocaban sacos de arena como improvisados diques de contención en las zonas de ingreso a la playa.

Más de dos decenas de caletas de pescadores y puertos quedaron cerrados de forma preventiva.

Los sucesos ocurrieron pese a que el centro nacional de alertas para tsunamis de la Marina de Guerra de Perú dijo que no se han presentado las condiciones para una alerta de tsunamis, aunque sí admitió la presencia de oleajes.