“Es un disparate”: dura crítica de Human Rights Watch a la posición de la Argentina sobre Nicaragua

El director para las Américas de la organización internacional criticó el comunicado de Cancillería, que manifestó su “preocupación” por las detenciones pero no se pronunció sobre las elecciones por ser “cuestiones internas” de otro país.

09 Noviembre de 2021 13.45

El director para las Américas de Human Rights Watch José Miguel Vivanco cuestionó el comunicado de Cancillería sobre Nicaragua, que calificó en Twitter de “disparate”: “Les 'preocupan' las detenciones pero no se pronuncian sobre las elecciones por tratarse de 'cuestiones internas'”.

Vivanco rechazó la posición que expresó el gobierno de Alberto Fernández a través de Cancillería sobre la situación en Nicaragua. El dirigente consideró que para la Argentina “las elecciones y la detención de candidatos presidenciales son dos cosas distintas”.

El director para las Américas de Human Rights Watch calificó de “farsa” las elecciones del domingo en Nicaragua, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelegido con el 75% de los votos después de detener a siete precandidatos al Ejecutivo de la oposición y eliminar tres partidos.

Vivanco advirtió que desde fines de mayo el régimen de Ortega “detuvo y procesó arbitrariamente a 39 críticos del gobierno, la mayoría de ellos por 'traición a la patria'”.

Fuertes críticas de Human Rights Watch a las elecciones en Nicaragua 

El director para las Américas de Human Rights Watch criticó que las elecciones en Nicaragua se hicieron “sin observadores internacionales” y que “el régimen no permitió que entren periodistas internacionales al país”.

Vivanco aseguró que Ortega “ejerce el control de todos los poderes, incluyendo la Asamblea Nacional, los tribunales y el Consejo Supremo Electoral”.

La posición de la Argentina sobre la situación en Nicaragua

Cancillería expresó en un comunicado sobre el panorama del país liderado por Ortega: “La República Argentina ratifica su histórico compromiso con la defensa de los Derechos Humanos”.

El ministerio de Relaciones Exteriores a cargo de Santiago Cafiero manifestó que “apoya con firmeza el trabajo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, respecto de la situación en Nicaragua”.

Cancillería reiteró su “preocupación ante la detención de dirigentes opositores, así como la necesidad de que el gobierno nicaragüense vele por el respeto de los derechos humanos de toda la población”.

Tras las elecciones en Nicaragua el ministerio de Relaciones Exteriores expresó que mantiene la “tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas en otras naciones”.

Cancillería manifestó que la Argentina considera que “la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones” y que deben “acompañar al pueblo de Nicaragua para que cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática”.