Francisco fustigó a los antivacunas y reiteró su no al aborto, pero se mostró abierto a la unión civil gay

El pontífice brindó numerosas definiciones en su vuelo de regreso a Roma tras completar su gira por Eslovaquia.

15 Septiembre de 2021 15.29

En su vuelo de regreso a Roma tras su gira por Eslovaquia, el Papa Francisco dialogó con la prensa acreditada y brindó declaraciones sobre numerosos temas: reiteró su oposición al aborto, fustigó a los antivacunas, además de mostrarse abierto a la idea de la unión civil para homosexuales. 

En relación a uno de los temas del momento, como es la vacunación, el pontífice afirmó que no entiende por qué la gente se niega a vacunarse contra el coronavirus, señalando que "la humanidad tiene una historia de amistad con las vacunas''.

"Incluso en el Colegio Cardenalicio, hay algunos negacionistas'', confesó el Papa en declaraciones a la prensa. Señaló que uno de ellos, "el pobre'', tuvo que ser hospitalizado debido al virus. Esa fue una aparente referencia al cardenal estadounidense Raymond Burke, quien fue hospitalizado y se le colocó un ventilador después de contraer el coronavirus el mes pasado.

Hizo la hipótesis de que la "virulencia de la incertidumbre'' se debía a la diversidad de las vacunas COVID-19, a la velocidad de su aprobación, al miedo y la plétora de "argumentos que crearon esta división''.

Los expertos médicos dicen que las vacunas se han probado y utilizado en millones de personas y se ha demostrado que son eficaces para reducir las hospitalizaciones graves y las muertes por coronavirus.

De manera significativa, Francisco no citó el argumento religioso utilizado por algunos que rechazan las vacunas. Algunos conservadores no quieren vacunarse argumentando la conexión remota e indirecta con líneas de células derivadas de fetos abortados.

La oficina de doctrina del Vaticano ha dicho que es "moralmente aceptable'' que los católicos reciban vacunas contra el COVID-19 basándose en una investigación que utilizó células derivadas de fetos abortados.

Francisco ha dicho que sería un "suicidio'' no recibir la vacuna y tanto él como el papa emérito Benedicto XVI ya se vacunaron con las dos dosis de Pfizer-BioNTech.

Aborto y unión civil

Durante su encuentro con la prensa, Francisco reiteró su ya conocida oposición al aborto, al que calificó como "un homicidio", un equivalente a "alquilar un sicario para resolver un problema". Sin embargo, se mostró abierto a la posibilidad de uniones civiles para hombres y mujeres homosexuales. 
 

"El matrimonio es solo entre un hombre y una mujer, es un sacramento y la Iglesia no tiene el poder de cambiar los sacramentos, pero hay leyes que civilmente buscan ayudar a mucha gente de orientación sexual diversa, es importante ayudar a la gente, pero sin imponer cosas que, por su naturaleza, en la Iglesia no van", dijo el papa Francisco respondiendo a periodistas en el vuelo de regreso desde Eslovaquia.

El pontífice señaló el ejemplo de la ley francesa del PACS (pacto civil de solidaridad), "pero sin que esto tenga que ver con las bodas homosexuales: pueden usarlos pero el matrimonio, como sacramento, es hombre-mujer".