• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $285.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

28 C ° ST 26.49 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Irak

Tras el anuncio de la retirada de la política del líder de Moqtada Sadr, al menos 12 muertos en enfrentamientos

El ejército declaró un toque de queda nacional y las fuerzas de seguridad acordonaron la capital. El país está inmerso en una crisis política desde las legislativas de octubre de 2021.

(Foto: AFP)

29 Agosto de 2022 18.50

Al menos 12 manifestantes murieron este lunes en Bagdad, donde también se oyeron disparos de obuses y armas automáticas, después de que el líder chiita Moqtada Sadr anunciara sorpresivamente su “retirada definitiva” de la política en Irak.

Al menos siete obuses de mortero cayeron en la llamada Zona Verde, de alta seguridad, que alberga ministerios y embajadas, dijo una fuente de seguridad que no pudo dar un balance de víctimas. También se desconoce el origen del fuego.

Poco después se escucharon disparos en este barrio del centro de la capital, bajo toque de queda al igual que el resto de Irak.

El país está inmerso en una crisis política desde las legislativas de octubre de 2021.

Manifestaciones en Bagdad, Irak
Más de una decena de manifestantes murieron el lunes en Bagdad, la capital de Irak, después de que el líder chiíta Moqtada Sadr anunciara por sorpresa su "retirada definitiva" de la política (AFP)

La situación en la capital empeoró este lunes, cuando cientos de partidarios de Sadr invadieron el Palacio de la República, donde tiene su sede el consejo de ministros, observaron periodistas de la AFP.

Los manifestantes ocuparon oficinas, sentados en sillones o haciéndose selfis, mientras las fuerzas de seguridad intentaban dispersar a otros manifestantes con gases lacrimógenos en los accesos a la Zona Verde, donde se encuentra también la embajada de Estados Unidos, indicó a la AFP una fuente de seguridad.

Doce partidarios de Sadr murieron por disparos y otros 270 resultaron heridos, dijeron fuentes médicas a la AFP. Algunos de los heridos recibieron disparos, otros inhalaron gases lacrimógenos.

Varios testigos hablaron a la AFP de tiroteos entre los sadristas y los partidarios del Marco de Coordinación --un grupo político pro-iraní enfrentado a los partidarios de Sadr-- en las entradas de la Zona Verde.

El ejército declaró un toque de queda nacional que entró en vigor a las 16h00 GMT y las fuerzas de seguridad acordonaron la capital.

En Washington, la Casa Blanca calificó la situación de “preocupante” y pidió calma y diálogo. La misión de la ONU en Irak, que tiene la sede en la Zona Verde, pidió a los manifestantes que se retiren e instaron a la “máxima moderación”.

Por la noche, el toque de queda parecía respetarse en Bagdad. Las calles, habitualmente concurridas, estaban vacías de coches y transeúntes.

Pero el caos se extendió a otras regiones iraquíes: en la provincia de Zi Qar (sur), los sadristas invadieron la sede de la gobernación y entraron en otros edificios oficiales en Nasiriya, indicó un reportero de la AFP.

La sede de la gobernación central de Babilonia, en la ciudad de Hilla, también fue ocupada por partidarios de Sadr, dijeron testigos a la AFP. También se cortaron varias carreteras que unen Hilla con Bagdad y otras provincias del sur.

Durante casi un año, los principales líderes políticos no lograron ponerse de acuerdo para nombrar a un nuevo primer ministro en Irak, uno de los mayores productores de petróleo del mundo, que sigue sin gobierno ni presidente desde las legislativas.

Para salir de la crisis, Moqtada Sadr y el Marco de Coordinación están de acuerdo en que hay que celebrar elecciones anticipadas. Pero Sadr insiste en disolver primero el parlamento mientras que sus rivales quieren primero nombrar un gobierno.

El Marco de Coordinación condenó el lunes el “ataque a las instituciones del Estado”, al tiempo que llamó a los sadristas al “diálogo”.

Por su parte, Moqtada Sadr anunció “una huelga de hambre hasta el fin de la violencia”, dijo un responsable de la corriente sadrista en las redes sociales.

Coordinación Chiíta respaldado por Irán
Partidarios del Marco de Coordinación Chiíta respaldado por Irán asisten a una manifestación para denunciar a sus rivales, seguidores de un influyente clérigo chiíta Muqtada al-Sadr (Foto: AP)

Sadr, un líder muy influyente e imprevisible, llevaba aumentando la presión en las últimas semanas y desde hace un mes sus partidarios acampan frente al Parlamento e incluso bloquearon  brevemente el acceso al máximo órgano judicial del país.

Este lunes anunció su “retirada definitiva” de la política y el cierre de varias instituciones vinculadas a su familia.

El líder chiita es uno de los pesos pesados del país, cuya gran influencia religiosa y política con la comunidad chiita mayoritaria en Irak, puede agravar la crisis o mejorarla.

En las elecciones legislativas quedó primero con 73 escaños (de 329) pero, al no poder formar una mayoría, hizo dimitir a sus diputados en junio, alegando querer “reformar” el sistema y acabar con la “corrupción”.

Moqtada Sadr, nacido en 1974, nunca gobernó. Tras la invasión de Irak, liderada por Estados Unidos en marzo de 2003 tuvo un ascenso político meteórico, gracias a la creación del llamado Ejército de al-Mahdi, una milicia de resistencia contra el ocupante.