Guerra Rusia-Ucrania

Vladimir Putin se refirió a las sanciones que golpean la economía del país

Reconoció que afectan el sector del petróleo y el gas de Rusia, socavando las exportaciones y elevando los costos para la industria.

15 Abril de 2022 23.23

El presidente ruso Vladimir Putin reconoció que las sanciones aplicadas por Occidente contra su país por la invasión a Ucrania, están ya afectando el lucrativo sector del petróleo y el gas de Rusia, socavando las exportaciones y elevando los costos para la industria.

Hablando con funcionarios del gobierno a través de un enlace de video desde su residencia cerca de Moscú, el jueves, Putin dijo que los pagos por las exportaciones de energía rusa estaban bajo presión y que los bancos de “países hostiles” habían estado “retrasando la transferencia de fondos”.

“Como hemos dicho muchas veces, el problema más urgente aquí es la interrupción de la logística de exportación”, dijo.

La Unión Europea, el bloque comercial más grande del mundo, se ha resistido durante mucho tiempo a prohibir el petróleo ruso debido a sus enormes costos para las economías europeas, en particular la de Alemania.

Pero la invasión rusa de Ucrania estimuló un consenso entre los funcionarios y embajadores del bloque de que Europa ya no debería financiar al Kremlin y que debería reducir la dependencia de la energía rusa mediante la expansión de fuentes alternativas de suministro.

La sede de la petrolera rusa Gazprom, en Berlín, Alemania. Foto: AFP
La sede de la petrolera rusa Gazprom, en Berlín, Alemania. Foto: AFP

 

Amenazas

 

Un desafiante Putin dijo a los funcionarios rusos que el intento de los países occidentales de reemplazar las fuentes de energía rusas repercutiría en la economía global y podría ser “extremadamente doloroso” para aquellos que buscan dejar de lado a los proveedores rusos.

Además, dijo el jefe del Kremlin, hay escasez de gas natural disponible en el mercado mundial. Predijo que el giro de Europa hacia las entregas de energía de otros países, en particular de los Estados Unidos, socavaría el nivel de vida y la competitividad de Europa y daría como resultado costos de energía más altos para los consumidores.

“No existe una alternativa razonable al gas ruso en Europa”, advirtió.

Si bien es posible que los países de Europa Occidental encuentren suministros de energía alternativos, dijo Putin, tomaría tiempo.

El aumento de los precios de los combustibles, impulsado en parte por la invasión rusa de Ucrania, ha llevado al presidente de Estados Unidos Joe Biden a abrazar el petróleo, aunque asumió el cargo con la promesa de abordar la crisis climática del planeta.

Una planta que produce Metanol, en Menlo, Iowa, en Estados Unidos. Joe Biden prometió medidas contra el alza del combustible. Foto:  AFP
Una planta que produce Metanol, en Menlo, Iowa, en Estados Unidos. Joe Biden prometió medidas contra el alza del combustible. Foto: AFP

 

El precio de la nafta

 

Esta semana, Biden viajó a Iowa para anunciar que la Agencia de Protección Ambiental levantaría temporalmente las regulaciones que prohíben el uso en verano de una mezcla de etanol y gasolina que contribuye al smog.

El mandatario dijo que su administración iba a renunciar a la regulación para bajar el precio de la gasolina para muchos estadounidenses.

Aludiendo a tales movimientos, Putin observó que los países occidentales parecían estar cada vez más dispuestos a abandonar sus agendas ecológicas y seguir dependiendo de los combustibles fósiles con una alta huella de carbono.

Sugirió que Rusia estaba siendo utilizada como pretexto para que Estados Unidos y sus aliados hicieran retroceder las políticas destinadas a fomentar la energía verde que habían demostrado tener un alto costo económico.

“Ahora tienen una maravillosa excusa para encubrir sus propios errores de cálculo y culpar de todo a Rusia”, dijo Putin.