Caso Adhemar

“Comparado con Bacchiani, Cositorto es Heidi”, lo dijo el abogado de los ahorristas tucumanos

Alfredo Aydar concentra planteos judiciales de unos 400 damnificados. Por ahora hay denuncias en Catamarca, La Rioja, Córdoba y Tucumán.

28 Abril de 2022 08.38

Es noche de sábado y el centro de San Fernando del Valle está repleto de gente que aprovecha un "veranito" extendido en este otoño inusual. Son muchos los que disfrutan encuentros en los bares de la plaza, al frente de la Catedral erigida a Nuestra Señora del Valle, en los primeros días de su fiesta patronal que congrega a miles de peregrinos de todo el país.

En otro sector de la ciudad, en el polo gastronómico sobre la avenida Gobernador Galíndez, hay un escenario distinto: unas 30 personas gritan y hacen ruido con lo que encuentran frente al restaurante cuyo propietario es uno de los gerentes de RT Inversiones S.R.L., una financiera acusada de utilizar el sistema piramidal para atraer inversores y cometer estafas.

Son damnificados que esperan que les devuelvan su dinero. Hay tanta tensión que llega la Policía y la Guardia de Infantería se interpone entre los manifestantes y los empleados del local. En las miradas hay bronca de uno y otro lado. Se filman entre sí con los celulares y, lo más insólito es que el show previsto para la noche en el pub cuya propiedad se atribuye a Ariel Vergara, uno de los gerentes de la firma.

El gurú de la teoría de las criptomonedas en Catamarca, con extensiones en La Rioja, Córdoba y Tucumán, fue Edgar Adhemar Bacchiani (45), el dueño de Adhemar Capital, quien está preso desde el viernes pasado, alojado en dependencias de la Policía Federal en pleno centro de la capital catamarqueña.

Hasta allí llegó otro grupo de manifestantes este lunes por la noche y nuevamente la Policía provincial se puso al frente para frenar un posible desborde.

La bronca tiene nombres y apellidos en Catamarca y uno de los que resuena es el del hermano del gobernador Raúl Jalil. Se trata de Ariel “El Tronco” Jalil, uno de los propietarios del Sanatorio Junín, en donde estuvo internado Bacchiani días antes de su detención con un “cuadro cardíaco”. Se dice que “El Tronco” es el padrino de uno de los hijos del “trader” más famoso del noroeste argentino.

Es un pulpo que se expandió en cuatro provincias. Hay denuncias contra Bacchiani en Catamarca, La Rioja, Córdoba y Tucumán, pero en los últimos días el abogado tucumano Alfredo Aydar, que concentra planteos judiciales de unos 400 damnificados, recibió consultas desde Buenos Aires, Mar del Plata y otros puntos del país.

Aydar fue quien pidió a la Justicia la detención de Bacchiani, que se hizo efectiva por orden del juez federal Miguel Ángel Contreras. Y ahora va por los dueños y gerentes de la financiera RT, vinculada a Edgardo Bulacio, un proveedor del Estado provincial con fuertes vínculos con la familia del ex gobernador Arnoldo Castillo.

Al igual que Adhemar Capital, RT Inversiones S.R.L. ofrecía suculentos intereses a los inversores hasta que cayó en desgracia casi a la par de la firma de Bacchiani.

Lo mismo sucedió con Callvu Servicios Financieros Bursátiles, propiedad de Cristian Sixto David Rojo, quien fue detenido por orden de la Justicia federal acusado de estafas, pero recuperó su libertad tras ser indagado. También están bajo la lupa judicial Stratton Sierra e Inchausti, otras dos cuevas que tienen denuncias por estafas millonarias.

Comparado con Bacchiani, Cositorto es Heidi”, advierte el abogado Aydar. Y asegura que, por los montos que se manejaron, el líder de Generación Zoe, preso desde el 4 de abril, “no existe al lado de Bacchiani”, ya que “se habla de 400 millones de pesos”.

Leonardo Cositorto fue indagado esta semana en Villa María, Córdoba. Foto La Voz 

Leonardo Cositorto fue indagado esta semana en Villa María, Córdoba. Foto La Voz

“Lo que vemos es la conmoción social creada no sólo por el hecho de la presunta estafa de Adhemar, sino de las otras financieras que tenían acción en este circuito”, dice y apunta: “El catamarqueño es un pueblo amable, dócil y de buena fe. En función de eso, estas empresas tomaron como sede central esta ciudad”.

El abogado tucumano remarcó que mientras Bulacio, de RT, se quedó en Catamarca, con inversiones de alrededor de 100 millones de dólares, Adhemar saltó a otras provincias para oxigenar la operación de su sede central. “Se muda a Córdoba y a Tucumán con la finalidad de abastecerse de dinero de otras provincias a los fines de darle a esta estructura piramidal mayor oxígeno”, expresa Aydar.

En varias oportunidades, en los últimos meses Gendarmería secuestró cifras considerables de dinero físico, en dólares y pesos, en los accesos a la capital provincial.

“La hipótesis que manejamos es que encontraron pequeñas cantidades en función de la brutalidad que debe haberse transportado. En Tucumán el cálculo es de 1.300 carpetas, con unos 60 millones de dólares desde julio hasta ahora”, señala el abogado.

“Los clientes que nos vienen a consultar no vienen por 50 mil dólares, vienen por montos de 300, 400, 600 mil dólares, que son montos normales para las operaciones que se realizaban”, remarca.

La trama política

Ariel trabaja en una empresa de limpieza desde hace unos años. El sábado pasado, llegó en su moto al escrache que se organizó frente a un local comercial cuyo propietario trabajaba en RT Inversiones. Él fue inversionista de Adhemar Capital pero se acercó para dar su apoyo a la movida.

“Con un amigo metimos 200 mil pesos cada uno en agosto del año pasado. Nos fue bien; cobramos esos meses hasta que en diciembre invitamos a más amigos y familiares y pusimos 3 millones de pesos de los que no pudimos cobrar nada de intereses y ahora queremos que nos los devuelvan”, comentó

A su lado, un joven muestra un video que tomó cuando en las oficinas de RT en pleno centro de la capital, uno de los dueños ponía su dinero en una máquina de contar billetes.

M., otro de los manifestantes, indica que pudo “dar la vuelta”, como se le dice en Catamarca al hecho de recuperar la inversión. Pero volvió a poner y ahora reclama 40 mil dólares. “Los quiero porque son míos y estos son unos caraduras”, enfatiza, visiblemente irritado.

“En Catamarca, hubo diputados de Cambiemos, radicales, que fueron a la Legislatura a pedir que se declarara persona de honor a Bacchiani, como si fuera San Martín o Belgrano”, sostiene Aydar.

El abogado asegura que no hay colores políticos en este caso ya que “azules y amarillos” están comprometidos de la misma manera.

“Hace unos años, Bacchiani era Tinelli en Catamarca, con el perdón de Tinelli. Todos lo querían en los casamientos, en los cumpleaños. Los políticos buscaban acercarse porque era signo de votos”, asegura.

Disputa judicial

El juez federal Miguel Ángel Contreras concretó la detención de Bacchiani y dos de sus gerentes el viernes por la mañana. Unas horas después, una comitiva de la Policía de Córdoba, con una orden de la fiscal de Delitos Económicos de esa provincia, Valeria Rissi, llegó a la casa del “trader” pero no lo encontró. Ya había sido arrestado por Contreras.

Unas semanas antes, Contreras le había pedido a Rissi que le entregara sus actuaciones como lo había hecho la Justicia tucumana. Pero la fiscal cordobesa se negó y continuó investigando. En Córdoba hay más de 30 presentaciones por presuntas estafas cometidas por la firma de Bacchiani.

El frente de la sede de Adhemar Capital, en Catamarca. 

El frente de la sede de Adhemar Capital, en Catamarca.

Según detalló este miércoles un informe del diario La Voz del Interior, el juez federal habría llamado a la fiscal Rissi y, en durísimos términos, le solicitó que se apartara del caso.

El hecho no fue confirmado por la oficina de Rissi, pero se conoció que el fiscal general adjunto de la Provincia, Héctor David, elevó una nota de queja por lo sucedido con el juez Contreras ante el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, pidiendo que le dé curso a la presentación al Consejo de la Magistratura.

Según la publicación, el máximo cuerpo judicial de Córdoba elevó este planteo tanto al Consejo de la Magistratura como a la Procuración General de la Nación. (Fuente Clarín)