Cámara Penal N° 3

Con la declaración del imputado y de la víctima, inició el juicio por abuso sexual al intendente

El debate oral se desarrolla a través del sistema de videoconferencia. La víctima, desde la Capital y el imputado, desde Belén. Hubo manifestación enfrente al edificio judicial, apoyando tanto a la víctima como al imputado, a quien también acompañaron en Belen.

Manifestantes de ambas partes se acercaron a la Cámara Penal N° 3.
Manifestantes de ambas partes se acercaron a la Cámara Penal N° 3.

12 Agosto de 2020 00.26

Luego de siete años, Enrique Aybar, intendente de Puerta de Corral Quemado, departamento Belén, se sentó en el banquillo de los acusados. Debe responder a la Justicia por el supuesto abuso sexual a una adolescente de 15 años, hecho ocurrido en el año 2013, en un motel de Valle Viejo. La audiencia se desarrolló vía videoconferencia, durante toda la mañana de ayer. La audiencia arrancó con la presencia de manifestantes enfrente a la cámara, quienes pedían justicia para la víctima del abuso y condena para Aybar. 
Durante el desarrollo de la audiencia, llegó otro grupo a la cámara penal, que, con carteles y pancartas,  apoyaban al intendente imputado. En paralelo a todo ello, que sucedía en las afuera de la cámara, el juez Jorge Palacios abrió el debate desde su despacho. En tanto que Aybar, acompañado por su abogado defensor, el Dr. Daniel Ortega, siguió el juicio desde el Juzgado de Control de Garantías, en la ciudad de Belén. Mientras que la víctima, quien llegó acompañada por su abogado querellante, se encontraba en el recinto desde donde siguieron la audiencia. 
Luego de la lectura de la requisitoria de elevación a juicio, el juez le dio la palabra al imputado, quien dio su versión del hecho. De acuerdo a lo trascendido, el funcionario municipal negó la acusación y dio supuestos motivos por los que la madre de la adolescente lo habría denunciado, aun cuando aquellos no trascendieron.
Asimismo, se supo que sostuvo  su inocencia y que todo era un armado político en su contra, como también un armado mediático para demonizarlo. Negó todos los hechos por los cuales es perseguido por la ley penal, adujo que es padre de familia, que tiene 4 hijos y una esposa, que es trabajador obsecuente dentro del Municipio como líder comunal y que tiene una tierras donde siembra nueces. También dijo que, prácticamente, no conoce a la familia de la víctima. Luego de dar su versión, el funcionario municipal no respondió preguntas de las partes. Seguidamente, la defensa interpuso una cuestión preliminar de inhabilidad de los dos abogados, que llevan la querella y la acción civil, primeramente al Dr. Sebastian Ibañez, donde manifestaron que no podía ejercer la defensa ya que se encontraba incurso en un delito penal y que debía ser removido de su patrocinio (porque podría entorpecer el presente juicio ya que, supuestamente, tendria la matrícula profesional suspendida) y, por otro lado, el Dr. Bruno Jerez, quien es abogado, pero también psicólogo, porque había atendido a la víctima en fecha 18/09/2013 y eso alteraba la debida defensa. Ante el planteo, el juez ordenó que mientras no exista motivo legal y/o sentencia que lo inhabilite, el Dr. Ibañez deberá continuar como abogado de la víctima. Mientras que al Dr. Jerez le solicitó que se aparte de la causa, ya que entendió que, efectivamente, había sido psicólogo de la entonces adolescente de 15 años. 


Luego, se le recepcionó  declaración como testigo a la víctima. La joven ratificó lo dicho ya en la denuncia que inició la causa, sosteniendo que fue víctima de abuso por parte de Aybar y, por el estado de nerviosismo en el que se encontraba, tuvo que ser contenida durante toda la declaración por una psicóloga oficial. Asimismo, se supo que la víctima pudo recordar todo el evento vejativo de cuando era chica, argumentó sobre la tortura psicológica y física a la que la sometió Aybar, y las circunstancias que rodearon ese 24 de abril de 2013.  
Al concluir su declaración, la víctima se retiró al estudio de sus abogados, desde donde siguió el resto de la audiencia. 

Testigos 
La audiencia tuvo continuidad con el paso de más testigos.  
Entre ellos, la médica oficial que la atendió en el protocolo de abuso sexual a la adolescente, personal del hotel donde se habían alojado, la madre y la niña victima.  
Finalmente, el magistrado resolvió pasar a un cuarto intemedio hasta hoy, cuando dará continuidad con más testigos, uno de ellos de la querella y el resto, ofrecidos por la defensa de Aybar. 
Fuentes judiciales consultadas por este diario indicaron que, posiblemente, el día viernes, las partes expongan sus alegatos y, en caso de que así el juez lo considere, dé a conocer el veredicto de sentencia.