• Dólar
  • BNA $184.50 ~ $192.50
  • BLUE $379.00 ~ $383.00
  • TURISTA $303.60 ~ $316.80

35 C ° ST 36.34 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Crítica y apoyo

Diputado se solidarizó con la Policía, tras los incidentes en el boliche Wika: "Los Policías no son niñeros"

03 Enero de 2023 21.47

El diputado provincial (FdT) y presidente del JP Catamarca se pronunció sobre los incidentes en el boliche Wika que tuvieron lugar durante el operativo policial llevado a cabo la madrugada del primero de enero.

A través de las redes sociales, el legislador se pronunció : “Las y los Policías Catamarqueños no son niñeros!”.

A continuación, lanzó una dura crítica hacia los jóvenes involucrados y marcó su presunto comportamiento como parte de un comportamiento propio de un sector de la sociedad: “Una vez más jóvenes alcoholizados faltando el respeto, insultando y agrediendo a efectivos policiales. Estas situaciones lamentablemente vienen avaladas desde la crianza en los hogares de las y los supuestos nenes de 'bien'”.

Finalmente, mostró su firme apoyo: “Toda mi solidaridad con las y los efectivos Policiales que fueron traslados a otras dependencias”.

 

El caso

 

Los hermanos Augusto Joel -28- y Merceditas Sosa Soler -22- se encontraban en el boliche Wika el domingo 1 de enero cuando efectivos de la Comisaría Quinta y de la guardia de Infantería despejaban el local. En ese momento, un efectivo le habría pedido a los jóvenes que se retiraran. A partir de esto, surgen dos versiones. Mientras los jóvenes aseguran que fueron retirados de manera violenta, la Policía asegura que el joven se tornó agresivo, por lo que los policías lo redujeron. En ese momento intervino la hermana del joven arrestado, quien también fue reducida por el personal femenino de infantería, para finalmente ambos ser trasladados a la Comisaría Quinta.

Poco después también quedó involucrada en el hecho la madre de los jóvenes, la Dra. Silvia Soler de Sosa -quien se desempeña como secretaria de la Cámara Penal de Segunda Nominación del Poder Judicial de la provincia-, al ser denunciada por el subcomisario Mamaní por apremios ilegales y amenazas que habría recibido. Entre otras cosas, habría dicho que usaría sus influencias políticas y los haría correr de la institución policial.

Por otra parte, lo que también generó un malestar interno en las fuerzas de seguridad, es que ayer trascendió que la familia Soler Sosa habría recibido un llamado telefónico de la propia ministra de Seguridad de la provincia, Fabiola Segura, supuestamente solidarizándose por lo sucedido y manifestándole que los responsables serán castigados.