Esta mañana

En medio del dolor, despidieron a Débora: “Tiene que haber justicia, no puede quedar así”

Familiares, amigos y vecinos de Débora Barros, la joven de 30 años asesinada ayer en la zona sur de la ciudad, despidieron sus restos esta mañana golpeada por la tragedia.

12 Abril de 2021 12.17

Mientras el fiscal Exequiel Walther avanza en la investigación del crimen de Débora Barros, asesinada el domingo a la madrugada por Edgardo Salcedo, quien después del crimen habría intentado quitarse la vida inyectándose estupefacientes, los restos de la joven fueron inhumados hoy en el Cementerio Municipal.

Entre el dolor se abrió paso un fuerte pedido a la justicia que investigue el asesinato como femicidio. “Esto es un femicido. Él la mató a golpes. Tenía la cara estaba desfigurada golpes en la pierna espalda y brazos con signos de haberla estrangularla. Queremos justicia para que no quede como un crimen más. Pedimos perpetua”, dijo la tía de la víctima.

Asimismo, contó que Salcedo se encontraba acusado por violencia de genero contra una ex pareja con quien tiene una hija menor de edad y aseguró que la mujer se mudó al entero de la provincia por hostigamiento que sufría. “Era un psicópata”, afirmó. 

El crimen de Débora ocurrió poco después de la 1:30 del domingo en el barrio 32 viviendas en el sur de la Capital, donde alquilaba Salcedo. Fuentes policiales y judiciales consultadas por este diario indicaron que, la hermana del ahora detenido llegó a la casa porque su hermano no contestaba el teléfono. Al ingresar al inmueble y dirigirse a una de las habitaciones, habría visto a su hermano inconsciente, aparentemente con una sobredosis, por lo que buscó una sábana para taparlo. Cuando levantó una sábana, encontró el cuerpo de Barros ensangrentado y ya sin vida, lo que fue confirmado poco después por el personal del SAME, que llegó al lugar del hecho junto a la policía. 

Por el momento, la Justicia investiga si el detenido y la víctima mantenían una relación de pareja.