• Dólar
  • BNA $869.5 ~ $909.5
  • BLUE $1200 ~ $1200
  • TURISTA $1391.2 ~ $1391.2

8 C ° ST 7.3 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tras la audiencia de evidencia

Jurado popular juzga a un abuelastro por abuso sexual y tenencia de pornografía infantil

El abuelastro es un hombre de 60 años, fue imputado por abusar sexualmente del nieto de su pareja, un menor del que se aprovechó cuando quedaba a su cuidado. Por si esta imputación no fuera suficiente, en el día de su detención, los investigadores encontraron pornografía infantil, por lo que su delito se agravó a "abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la guarda y tenencia de pornografía infantil."

15 Abril de 2024 19.16

Un sexagenario, quien cumple la prisión preventiva en el penal de Miraflores, comenzará a ser juzgado a partir del próximo lunes 22 de abril, por un jurado popular por los supuestos delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y agravado por la guarda y tenencia de pornografía infantil.
El debate, que se desarrollará en la sala de audiencia de la oficina de gestión de audiencia de Juicio por Jurado sita en Avenida Colón y General Díaz, será a puertas cerradas por la índole de los delitos que se ventilan. 

Previo al inicio del Juicio popular propiamente dicho, el juez director del proceso, Dr. Fernando Esteban, realizará la audiencia de Voir Dire, es decir, la selección de los 14 jurados populares -entre titulares y suplentes - de los 72 vecinos de la primera circunscripción Judicial que fueron oportunamente sorteados.
Durante la mañana de este lunes, en la sala de audiencia el ministerio público representado por el fiscal de la cámara uno Dr. Alejandro Dalla Lasta y la defensa del imputado a cargo del abogado Víctor García expusieron su teoría del caso en la audiencia de Admisión de Evidencia, como así también las pruebas que serán valoradas por los jurados populares.
Brevemente el hecho por el que el sexagenario cumple la prisión preventiva en el penal ocurrió en una vivienda de la Capital, y resultó víctima un niño menor de edad, nieto de la pareja del imputado. 
El depravado, aprovechándose de esa relación y que el pequeño estaba en la casa de su abuela, abusó sexualmente de él cuando quedaba a su cargo. El niño le contó lo que estaba ocurriendo a su abuela, y ella junto a los progenitores de la criatura denunciaron el abuso. Al momento de la detención del depravado, los investigadores descubrieron que poseía pornografía infantil.